Cepo al dólar: “Ya no se sabe dónde vamos a terminar”, manifestó el ministro Caballero

Se mostró preocupado por el aumento de la incertidumbre con el cepo al dólar, que necesitan las fábricas fueguinas para los giros al exterior con el fin de adquirir insumos. No se sabe quién estará a cargo de las autorizaciones en el Banco Central y espera que no termine en más recesión.

El ministro de Industria, Ramiro Caballero, planteó un escenario de mayor incertidumbre con el cepo al dólar, con la aclaración de que este control de cambios no preocupa a las empresas, que estaban habituadas, pero todavía no se sabe quién estará a cargo de las autorizaciones dentro del Banco Central y cuánto pueda demorar aceitar este mecanismo.
La demora en las autorizaciones puede retrasar el giro de dólares para la compra de insumos y, si bien las empresas tienen un stock para producir lo que resta del año, se trata de “no cortar la cadena”, con más demoras que puedan profundizar la recesión.
En diálogo con la prensa expuso el cambio brusco luego de las PASO cuando “Tierra del Fuego venía equilibrándose con las producciones para fines de julio y principios de agosto y había expectativas de algunas marcas de poder ir acomodando alguna línea de producción nueva en televisión. Se había comenzado en mayo y junio a repuntar la producción de celulares y de hecho había una empresa que había tomado personal por un tiempo determinado, con posibilidad de renovar contratos. Pero nos volvió a impactar el desequilibrio económico que genera el estado nacional”, dijo.
“El Gobierno nacional no encontró nunca el rumbo de las políticas públicas que debió haber llevado adelante para mejorar las condiciones productivas y también sociales y laborales. Todos los actores veníamos trabajando para tratar de mejorar, en un contexto sumamente adverso, y nuevamente hay un golpe. En Río Grande finalizaron contratos el viernes que lamentablemente no se han renovado, y hace unos dos meses atrás había posibilidades de seguir produciendo”, contrastó ante el aceleramiento de la crisis.
“Nuevamente volvemos a caer y, ante todo lo que uno planifica, hay actores que se esfuerzan para que esto no sea así, y hablo del Estado nacional, que no encuentra la forma de mejorar las condiciones económicas del país”, remarcó.
“Aun en el contexto en que vivíamos, el sector industrial ha reinvertido, pero el país vuelve a tener esta jugada y ya no se sabe dónde vamos a terminar. Permanentemente han hecho oídos sordos a todas las propuestas de la gobernadora y resulta que ahora encontraron la forma de controlar el dólar con este cepo. Esto tendría que haber sido antes, pero lo hacen ahora, generando mayor incertidumbre”, cuestionó.
Concedió que el cepo se debió haber restablecido mucho antes, porque “se están yendo divisas de la Argentina sin una sola inversión. Hubo gente con ganancias extraordinarias por jugar con el dinero de todos los argentinos, pero ahora es una medida tardía, para transitar el tiempo que le queda de alguna manera y entregar el mando”, analizó.
Aseguró que “esto genera incertidumbre, porque el sector industrial necesita girar dólares al exterior para traer insumos y producir. Tal vez haya empresas que han comprado la mayor cantidad de insumos para lo que queda en estos últimos meses del año, pero también es cierto que uno tiene que tener una cadena. No está mal que haya que demostrar que hay que girar divisas al exterior para comprar insumos para el sistema productivo de Argentina, pero el tema es que esto no genere mayores trabas y más incertidumbre, y que no volvamos a tener un esquema recesivo en este sentido”, alertó.
“Realmente no sé quién va a controlar. Si este gobierno va a pretender generar ahora un control de divisas y va a poner dificultades al sector productivo, se está equivocando. Esperemos que eso no suceda y que esta sea una medida para poder transitar lo poco que les queda de gobierno, y que no deje condicionado a un futuro gobierno”, dijo.
Adelantó que habrá un fuerte reclamo el fin de semana, dado que se reúnen empresarios con el secretario de pymes y ministros de otras provincias y “se va a tomar una posición sobre lo que está sucediendo, con todo el sector productivo de la pequeña y mediana empresa del país. Esta reunión ya se había programado hace unas semanas atrás, no con este contexto, con lo cual va a ser mucho más profundo el análisis y seguramente la crítica que venga”, barajó.
“El sector industrial de Tierra del Fuego no tiene problemas si tiene que solicitar una autorización de giro de divisas para comprar insumos, porque lo bueno del régimen de Tierra del Fuego es que esto está permanentemente controlado. Ahí no está el problema. El problema que surge en el sector industrial es que hemos propuesto ser más competitivos y de qué manera ser más complementarios, y el Estado nacional no ha definido una política industrial en Argentina. Lo que nos golpeó fuertemente a nosotros fue que la economía se desplomó. Todas las decisiones económicas que tomó el estado nacional para las regiones y para la Argentina han sido equivocadas. Más allá del control de divisas, el problema es que tenemos que crecer industrialmente y quien quiere reinvertir debe tener un contexto adecuado y de contención para que así suceda. La UIA ayer hizo un reclamo de cuatro o cinco puntos de consenso para generar certidumbre para el futuro del país. Si no nos ponemos de acuerdo en dónde queremos ir, esta desconfianza permanente va a generar mayor atraso aún. Hoy la innovación es permanente y sumamente rápida, y cualquier atraso que generemos es muy difícil de remontar”, concluyó.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.