“En el IPES Ushuaia tenemos un docente cada casi tres alumnos”, afirmó Solá

El Secretario de Gestión de Recursos Humanos de la provincia reveló que ante el cruce de información se encontraron diferencias entre el instituto de formación docente de la ciudad de Río Grande y el que funciona en la capital fueguina.

“De los 220 docentes que tiene el IPES, sólo 50 se están quedando con la mitad del presupuesto en salarios”, expuso y, de haber falsedad en las declaraciones juradas que maneja el rectorado, “generaría inmediatamente el inicio de un sumario administrativo”, advirtió.
En diálogo con la prensa, destacó que “estamos saliendo el papel para empezar a sistematizar la información”, y afirmó que “la implementación del sistema SIGE surge del propio pedido de los docentes. El sistema permite cargar todo movimiento y toda alta que tenga una norma legal que la avale. Para los docentes es un beneficio, porque dejan de recorrer los colegios cada vez que tienen que dar un alta, para la declaración jurada de cargos. Esto los lleva a recorrer escuela por escuela donde están dando clases, y que cada director les firme una prestación de servicios. Luego tienen que completar planillas de movimientos y recién ahí esa documentación en papel empieza a recorrer distintos lugares para darse el alta en Recursos Humanos y luego hacer la liquidación desde Economía. Esto generaba demoras en el pago de sus haberes”, planteó.
Como beneficio adicional, el sistema “permite a los docentes tener su historia laboral online, con la certificación de servicios”, apuntó.
Informó que “la tarea de carga ya está terminada para el nivel inicial y primario, en el nivel secundario faltarían dos escuelas de Ushuaia y los secundarios de Río Grande. Cuando surge el reclamo del IPES de Ushuaia analizamos de dónde podía partir y, en el análisis de las liquidaciones, uno empieza a ver la diferencia de costos de las instituciones, porque la capacitación docente nos cuesta el doble en Ushuaia que en Río Grande”.
“Cuando analizamos la información, vemos que tenemos un docente cada tres alumnos -en Ushuaia-, y esto nos lleva a ver si existen irregularidades, que vamos a ordenar. No estamos hablando de recortes, sino de ordenar irregularidades. Esto no hace que se recorte un presupuesto, sino que se distribuya de mejor manera, y vamos a conservar la alta inversión que está realizando nuestra provincia en Educación”, garantizó.
Los números son cuanto menos llamativos, dado que menos del 20 por ciento de los docentes del IPES concentra la mitad del presupuesto, y los cargos son distribuidos “discrecionalmente” por el rectorado, según Solá: “Tenemos el doble de gasto en Ushuaia, con 30 docentes más que en Río Grande. De los 220 docentes que tiene el IPES Ushuaia, sólo 50, que es menos del 20%, se están quedando con la mitad del presupuesto en salarios. Es una situación que exige revisar cómo se está distribuyendo el presupuesto de la institución”, subrayó.
“El nuevo sistema nos va a permitir ver exactamente en qué se distribuye la liquidación, y encontramos que hay un manejo discrecional de las horas institucionales, que todavía no están reconocidas por una norma legal. El IPES de Ushuaia y el IPES de Río Grande generan los mismos resultados, y uno está gastando el doble del otro”, remarcó.
“Las horas se distribuyen siempre desde el rectorado y estamos viendo eso. Uno empieza a fastidiarse un poco cuando ve que empieza a desinformar un instituto de esta jerarquía”, cuestionó, tras las declaraciones públicas del rector Jorge Enciso.
“Por presupuesto tenemos 650 mil horas cátedra en todas las instituciones educativas y ellos dicen que estamos atacando sólo el 0,6 por ciento del total, pero hacen el cálculo mensual. En el cálculo anual, el año pasado nos dio un 8 por ciento del total, con 53 mil horas cátedra. Nos preocupa el 8 por ciento, porque hay 152 instituciones educativas para distribuir”, sostuvo.
“Esperamos que todo se aclare, por el bien de todos porque hablamos de fondos públicos y hay que tener total transparencia. Nadie puede hacer un manejo discrecional de estos fondos y tiene que haber una norma que lo avale. Estamos dispuestos a revisar y mostrarle a la sociedad en qué se está yendo el presupuesto”, afirmó.
Consultado acerca de si efectivamente los docentes están cumpliendo con las horas cátedra que toman, particularmente los 50 que concentran la mitad del presupuesto, dijo que “hay áreas como Supervisión Técnica de nivel secundario y la Dirección Provincial de Nivel Superior, que tienen que encargarse de auditar que realmente se estén cumpliendo esas horas. Todo esto se trabaja sobre declaraciones juradas -que se presentan al rector-. Generar una falsedad sobre esto, generaría inmediatamente el inicio de un sumario administrativo”, sentenció.


Edición:
Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

http://www.diarioprensa.com.ar

print

Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.