Obra del Puerto paralizada: “Nos va a traer un perjuicio muy importante por los compromisos asumidos”, dijo Lagraña

Ayer llegaron los equipos para la batimetría que exige Royal Caribbean para la nueva embarcación que llega esta temporada; pero la demora en la obra además afectará los arribos previstos para 2020.

“La situación es muy preocupante”, expuso ayer Néstor Lagraña, presidente de la Dirección Provincial de Puertos, ante la paralización de la obra de ampliación del muelle de Ushuaia, que ya ha ocasionado un grave perjuicio y gastos adicionales a la provincia.
Por un lado, hay un reclamo de los trabajadores, a quienes “están debiendo tres quincenas. Es un total de 15 personas que trabajan para la empresa y se comprometieron a cancelar aunque sea una parte. Esto lo confirmaron hace un rato, pero lo más grave es la continuidad de la obra, independientemente de la situación laboral”, remarcó.
De parte de la empresa dijo que “hay voluntad de continuar, pero los resultados no aparecen y nos va a traer un perjuicio muy importante por los distintos compromisos asumidos. No se ven avances y la obra no se va a cumplir para esta temporada. Esto trae trastornos y un daño a la imagen del puerto, con relación a líneas importantes de cruceros que cambiaron sus barcos. Realmente ahora estamos en un problema”, reiteró el funcionario, con el primer arribo de una gran embarcación de Royal Caribbean a la que hay que dar respuesta.
El funcionario se encuentra en Buenos Aires tratando este tema y si bien “hay voluntad de todos lados, no hay reacción de parte de la empresa”.
“Estamos dialogando para encontrar la mejor salida, porque no tenemos intervención directa en el proceso de adjudicación y en todo el manejo de la obra, pero somos nosotros los afectados en la operatoria normal y todo lo que tiene que ver con el puerto. Ya, con el tiempo perdido, tenemos un perjuicio enorme por los compromisos asumidos y los trastornos que trae esta situación. Ayer llegó el equipamiento a Ushuaia para hacer un relevamiento batimétrico en una zona del muelle, porque esta temporada está prevista la llegada de un buque de 317 metros de eslora. La batimetría es muy especial y particular, y lo exige la empresa Royal Caribbean. Estará a cargo de personal el Servicio de Hidrografía Naval”, informó Lagraña.
Este trabajo se hará la semana próxima, luego se enviarán los resultados a la empresa radicada en Estados Unidos, “que evaluará si el buque puede entrar o no. El tiempo que se pierde en la ejecución de la obra va a afectarnos en 2020, porque el plazo de ejecución de la obra era de dos años y para 2020 prevemos un incremento importante de la actividad de cruceros”, agregó el director.
“El perjuicio no termina acá y lo vamos a sufrir un tiempo más”, concluyó, sin una salida todavía al problema generado.


Edición:
Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

http://www.diarioprensa.com.ar

print

Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.