Primer renuncia en el gabinete de Melella: una discusión y un portazo

FUNCIONARIOS PROVINCIALES DE “CAMBIEMOS” A “FORJA”, SIN ESCALA.

Después de una fuerte pelea con el secretario de Legal y Técnica, José Guillermo Capdevila, presentó su renuncia el secretario de Fortalecimiento Institucional, Carlos Laureano Guillaume.

El primer funcionario renunciado del gobierno de Gustavo Melella es Carlos Laureano Guillaume, quien fue nombrado como secretario de Fortalecimiento Institucional luego de haberse desempeñado como secretario del diputado nacional de Cambiemos, Gastón Roma.
Según se escuchó en los pasillos de la Casa de Gobierno, el pedido de renuncia ocurrió luego de una fuerte pelea con el secretario de Legal y Técnica, José Guillermo Capdevila, quien fuera el principal responsable por la denuncia contra Amado Boudou en el caso Ciccone.
La figura de Capdevila tomó trascendencia cuando se desempeñaba como director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía a fines de 2010, y terminó siendo un testigo clave en el caso Ciccone, caso en el que el principal involucrado era el ex ministro de economía Amado Boudou. Esta situación lo llevó a dejar el país, luego de denunciar que “se sentía acorralado por las amenazas recibidas por el kirchnerismo” y que esas amenazas le impedían declarar.
A fines de 2010, Capdevila alertó a Boudou que no podía ni debía opinar sobre el pedido de la empresa. Boudou, sin embargo, avaló con su firma una nota para que la AFIP le concediera un plan excepcional de pagos a la nueva Ciccone, que además solicitaba una quita multimillonaria. Aquel proceso es una instancia fundamental dentro de la causa. Y Capdevila se convirtió en un testigo clave del caso Ciccone.
Cuando Capdevila decidió irse del país, dejó un escrito que fue difundido por el diario La Nación: «Temo por mi vida y nadie de los que tienen la responsabilidad institucional y moral fueron capaces de cuidarme», indicó. «Supongo que cuando las condiciones de seguridad estén dadas podré venir, volver a mi país a declarar como testigo y podré seguir desde el lugar que me toque tratando de hacer lo mejor por nuestra Argentina», señaló Capdevilla cuando la presidente del país era Cristina Fernández de Kirchner.
Luego que Capdevilla abandonara el país por tres años y se refugiara en los Estados Unidos, a su regreso al país, Melella lo contrató como secretario de Legal y Técnica de la provincia, en donde actualmente se desempeña. Fue precisamente él quien enfrentó muy fuértemente al novel secretario de Fortalecimiento Institucional, justamente otro funcionario macrista que trabajaba bajo las órdenes del gobernador Gustavo Melella. Y forzó su renuncia del gobierno provincial.

Carlos Laureano Guillaume es un férreo militante de Cambiemos y fuerte opositor al kirchnerismo, quien se sumó al gobierno de la provincia desde el primer día de jura del nuevo gobernador. Las internas en el gobierno provincial están a flor de piel y no se descartan nuevas renuncias.
Pese a que el gobernador provincial se esforzó en campaña en reiterar una y otra vez que “FORJA no es un rejunte como muchos creen”, las diferencias ideológicas parecen empezar a hacer ebullición a menos de un mes y medio de mandato…


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.