4 kg de electrodos por un intento de estafa de miles de dólares

4 kg de electrodos por un intento de estafa de miles de dólares

SOBRE COMO EL EX DEFENSOR PUBLICO JUAN CARLOS ASSAN INTENTO APROPIARSE DE UN TERRENO MEDIANTE UNA MANIOBRA DELICTIVA Y COMPROMETER LA MATRICULA PROFESIONAL DE UNA ESCRIBANA Y LA JUSTICIA LO CONDENO SOLO A PAGAR… ¡MIL PESOS EN ESPECIAS!.

Una nueva medida emanada de la Justicia provincial vuelve a provocar la indignación de la ciudadanía por la blandura de las penas que se aplican a quienes han violado la ley.

Baste mencionar el caso del fiscal Nicolás Arias, cuya pretensión de conceder el trámite de omisión de debate y proponer tres años de prisión no efectiva para el imputado Héctor Darío Weiss, luego condenado a ocho años de cárcel por el abuso de dos niñas de 8 y 14 años, lo hizo encabezar los titulares provinciales y nacionales. Vale la pena recordar que Arias sorprendió además con sus fundamentos al plantear que el empresario no había terminado sus estudios secundarios y que era único sostén de familia.

Ahora, es el juez López el que asombra con el criterio aplicado en la causa que tiene al ex defensor oficial de la Justicia provincial, Juan Carlos Assan acusado de intentar estafar a la firma Euskal, la que le vendió un terreno en la zona del barrio Los Cauquenes, por un valor de 110 mil dólares en el año 2012.

Assan debía pagarlo en 24 cuotas de 2.641 dólares, de las que pagó solo las primeras ocho. A partir de la octava comenzó a depositar el dinero en una cuenta cerrada, reintegrándole el banco vez tras vez, a su caja de ahorro, el importe de la cuota.

La maniobra se puso en evidencia cuando Assan intentó presentar como válidos los comprobantes bancarios de las transferencias realizadas pero rechazadas y reintegradas, en una gestión ante la escribanía Mori de Ushuaia.
Fue gracias al ojo experto de la reconocida escribana Rocío Mori que Assan vio frustrada su intención de obtener un certificado de escritura en trámite para después presentarlo en la Municipalidad y gestionar un permiso de obra que lo habilitara para construir.

En la causa, que lleva el Nº 4742/2017 del registro del Juzgado de Ejecución de Sentencias del Distrito Judicial Sur y que está caratulada: “ASSAN, Juan Carlos S/ Suspensión del Juicio a Prueba” originaria Nº 26.669 del Juzgado de Instrucción Nº 2 y Nº 1850 del Tribunal de Juicio en lo Criminal, se decidió “resolver sobre la procedencia de la petición de suspensión del proceso a prueba, considerando que se han cumplido los requisitos exigidos, toda vez que el delito que se le atribuye a Juan Carlos Assan es el de estafa en grado de tentativa, delito que prevé una pena de tres años de prisión”.

LOS HECHOS

Se imputa a Juan Carlos Assan, el haber intentado defraudar a la firma Euskal S.A y a su presidente Gonzalo Berasategui, mediante un ardid tendiente a hacer incurrir en error a la escribana Rocío López Mori, para obtener la escritura traslativa de dominio del lote Nº 16 – Parcela 5, Macizo 46, Sección J- que forma parte del Barrio Bahía Cauquén de Ushuaia, con la consiguiente entrega de la posesión de dicho inmueble a su favor. El hecho tuvo su génesis el 25 de abril de 2012, fecha en la que las partes firmaron un boleto de compraventa por el precio de U$D 110.000 pagaderos en 24 cuotas a despositar en la cuenta en moneda extranjera que la vendedora posee en el Banco Macro. Assan pagó las cuotas de mayo a diciembre de 2012. En enero de 2013 se cerró la cuenta de Berasategui por lo que desde ese mes y hasta octubre de 2013 inclusive, todas y cada una de las transferencias efectuadas por Assan de manera inconsulta a una cuenta del banco HSBC le fueron devueltas consecutivamente a su caja de ahorro del Banco Tierra del Fuego, con su ineludible conocimiento, según consta en sus resúmenes bancarios.
Fue en octubre de 2013 cuando Juan Carlos Assan se apersonó en la escribanía López Fontana-Mori munido de los comprobantes de todos los depósitos efectuados incluidos los realizados (y recuperados) en la cuenta ya cerrada de Berasategui en el HSBC.
A sabiendas del destino fallido de las transferencias realizadas, solicitó a la escribana Rocío López Mori la confección de la escritura traslativa de dominio del lote en cuestión; acción que no llegó a concretarse ante la oportuna consulta de la profesional a Berasategui.
Por lo dicho, Assán fue imputado del delito de tentativa de estafa.

REPARACION
“RAZONABLE”

Pese a la magnitud del volumen de la estafa y el engaño en el que incurrió Assán con respecto a la escribana Rocío Mori, el juez Manuel López consideró que el ofrecimiento de mil pesos en concepto de reparación por parte del imputado, era “razonable” en función de que a su criterio “la indemnización o resarcimiento tiene que alcanzar niveles suficientes para ser estimados como un gesto serio y sincero de arrepentimiento activo y de internalización de la víctima”.
López además le concedió a Assán el beneficio de pagar el monto ofrecido en especias, es decir, comprando cuatro kilos de electrodos y los discos de corte que alcancen con la suma de mil pesos.
A cambio de ese gesto y del cumplimiento de normas de conducta, se lo benefició al imputado con la suspensión del juicio penal.
López informó en su resolución que si Assán durante el lapso de un año no comete delitos, “repara el daño” en la medida ofrecida y cumple con la regla de conducta establecidas, se extinguirá la acción penal en su contra.

OTRA CAUSA
EN TRAMITE

Juan Carlos Assán deberá someterse a juicio oral y público en fecha inminente a raíz de haber sido denunciado por una persona a la que representó en un juicio cuando él era defensor oficial de la Justicia provincial.
Aunque sus servicios estaban incluidos en sus haberes de defensor público, Assán le habría pedido al contador Marcelo Rolfo que le hiciera llegar un lavarropas y un horno eléctrico a su casa, hecho que constituye la figura de exacciones ilegales.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

print

Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.