Aerolíneas Argentinas denunciará penalmente a los pasajeros que intenten evadir controles sanitarios

La compañía podrá imponer sanciones de hasta 5 años, según precisó el presidente luego que se detectara en el aeropuerto de Misiones un caso de coronavirus en hombre que voló por la empresa. El caso es similar al que sucedió con una mujer que arribó hace unos días a Ushuaia infectada con el virus.

 

Aerolíneas Argentinas denunciará penalmente a los pasajeros que intenten evadir los controles sanitarios y también podrá imponer sanciones de hasta 5 años para volar en vuelos de la compañía.
Así lo precisó el presidente de la empresa, Pablo Ceriani, luego que se detectara en el aeropuerto de Misiones un caso de coronavirus en un pasajero que voló por la empresa.
Aunque parezca difícil de creer, hemos tenido dos casos de pasajeros que se presentaron para volar con certificado de Covid-19 POSITIVO”, señaló a través de Twitter.
Y agregó: “La prohibición de abordar a algunos de nuestros vuelos por 5 años, también se le aplicará a aquel pasajero que no cuente con el certificado PCR negativo para ingresar a aquellas provincias que así lo exigen y se niegue a realizar el análisis en el aeropuerto de destino”.
Por su parte, fuentes de la compañía señalaron que se le solicita a los pasajeros “presentar la documentación prevista por el artículo 11 decreto 792/2020 para trabajadores esenciales o que deban realizar tratamientos médicos”.
Agrega, además, que “los pasajeros deberán chequear los requerimientos específicos de cada destino debiendo cumplimentar con dicha normativa como condición de embarque”.
Finalmente, puntualizan que “Aerolíneas Argentinas solicita la máxima colaboración y apela a la buena voluntad de los viajeros, pero no por ello dejará de actuar con firmeza con aquellos que comprometan la seguridad del resto de los pasajeros o de su propio personal”.
La disposición surgió luego de que se registrara un contagio en el último vuelo que aterrizó el lunes , alrededor de las 22, en el aeropuerto de la ciudad de Posadas.
Uno de los pasajeros llegó en el vuelo sin el certificado de Covid-19 negativo que le requiere la provincia para poder circular, por lo que se le procedió hacer el testeo correspondiente en el aeropuerto posadeño como sucede para estos casos.
En referencia al tema, el subsecretario de Apoyo y Logística del Ministerio de Salud Pública de Misiones, Carlos Báez, comentó que “una pasajera no presentaba el papel y cuando le exigimos hacerse el test, comentó que lo había hecho en Buenos Aires, pero al hacerlo acá el resultado dio positivo, por lo que se disparó el protocolo sanitario, y con la ambulancia de la red de traslado fue llevado donde va a hacer el correspondiente aislamiento”.
“Nos dimos cuenta que dentro del avión se mantuvo la distancia suficiente, por lo que la posibilidad de que los pasajeros hayan tenido contacto con el caso positivo es muy baja, y es por esto la decisión de no aislar a todos los pasajeros, pero igualmente se hace el seguimiento”, aclaró Báez.
“Estamos contentos porque la tecnología empleada tuvo su resultado y pudimos responder ante el caso que dio positivo. Es un hisopado nasal, pero la determinación bioquímica es rápida, demora unos quince minutos en dar el resultado”, dijo finalmente Báez.

EL CASO EN USHUAIA

El pasado jueves 15 de octubre, después de una constante campaña informativa en la que se resaltó la necesidad de reinstaurar la llegada regular de aviones a Tierra del Fuego por su condición insular y la aplicación de estrictos – en teoría – protocolos sanitarios para evitar la llegada de personas con COVID a la provincia, se constató finalmente el arribo de una mujer infectada con coronavirus al aeropuerto internacional Malvinas Argentinas.
Inexplicablemente, según la información suministrada oficialmente, la mujer se presentó en la estación aeroportuaria de Ezeiza, en Buenos Aires, munida de un certificado de PCR, como lo exige el protocolo para poder ascender al avión, pero en donde constaba que estaba contagiada con COVID 19. Aún así, por causas que nadie explicó, la pasajera accedió a la aeronave y compartió con otras personas el habitáculo cerrado de la aeronave, durante algo más de 3 horas de vuelo. Cuando descendió al punto de destino, volvieron a requerirle que exhibiera el certificado, transformándose seguramente la cara del que leyó lo que el papel decía: positivo. Inmediatamente se activó el protocolo de seguridad y la recién llegada fue apartada del resto del pasaje y posteriormente aislada. Después del arduo trabajo de identificar a cada una de las personas que ocuparon las butacas próximas a la pasajera infectada, una a una fueron contactadas telefónicamente, previniéndolas de lo ocurrido y poniéndolas en alerta sobre la posibilidad de que se hayan contagiado.
Frente a esta situación, la Policía de Seguridad Aeroportuaria “realizó una denuncia penal debido a que la mujer no cuenta con domicilio en la provincia y realizó el viaje teniendo la enfermedad, en franco incumplimiento del DNU por la pandemia”, indicaron desde la cartera sanitaria.
Oficialmente se informó tambien que “en Ezeiza dejaron subir al avión a la ciudadana, quien presentó el certificado con resultado positivo de COVID-19, no tenía domicilio en la provincia y tampoco es personal esencial que cuente con autorización a volar”.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.