Arcando: el gobernador que será recordado por una compra escandalosa

EN EL FIN DEL MUNDO, EL BASTON MAS CARO DEL MUNDO…

Al cierre de la presente edición los medios nacionales asociaban  a Tierra del Fuego con un escándalo: el de la adquisición de una vara de mando, de valor confuso. Se generó una partida por 450 mil pesos, el gobernador interino admitió públicamente que costó 390 mil y el orfebre que lo confeccionó habría dicho que cobró 300 mil.

Al cierre de la presente edición los canales capitalinos de televisión insistían, al igual que días antes lo habían hecho sus pares gráficos, en reproducir la información que se generó el mismo día de asunción de Juan Carlos Arcando al frente del Poder Ejecutivo provincial por ocho días que finalizarán el martes próximo cuando asuma el electo Gustavo Melella.

Es que el ex vicegobernador y compañero de la dupla dirigencial con Rosana Bertone decidió hacer lo que ningún otro gobernador hizo antes: le encargó al orfebre Juan Carlos Pallarols un bastón o atributo o vara de mando, que es un adminículo que suelen llevar las máximas autoridades – como presidentes  de naciones –  a modo de representación simbólica de la autoridad.  Para ello se generó un documento oficial a través del cual Arcando le solicitó a la Subsecretaría de Ceremonial y Protocolo de la provincia, los recursos para cubrir los gastos de los atributos de mando.
Se solicitaba “un adelanto con cargo a rendir de 450 mil pesos” los que debían ser depositados en una cuenta del Banco de Tierra del Fuego.

Cuando la noticia se conoció, inmediatamente Arcando salió a aclarar que en realidad la generación de ese documento solicitando que los ciudadanos paguen el bastón que él había decidido adquirir “era un error”.  Ni bien terminó de asumir, Arcando le dijo a la prensa que “decidí que ese dinero sea aportado por mi familia”, asegurando que tomaría los recaudos necesarios para que la nota quedara sin efecto.

El correr de los días trajo más confusión: al ser entrevistado por el periodista riograndense Daniel Puebla, Arcando respondió, ante la pregunta de cuánto había costado en definitiva el atributo gubernamental hecho en madera y plata, que “alrededor de 390 mil pesos”, con lo cual resultó inexplicable por qué inicialmente se había consignado en el pedido de cobertura presupuestaria la suma de 450 mil.  Días después las cosas se volvieron todavía más extrañas: el periodista Roberto Mur, de Clarín y La Vanguardia, sostuvo que Pallarols le confirmó que “el bastón costó 300 mil pesos”.

La ciudadanía espera que Juan Carlos Arcando explique por qué procedió como lo hizo y aclare cuánto realmente costó el bastón que por sus ocho breves días de mandato no dejó nunca de lucir sobre el lateral de su cuerpo, junto a la banda celeste y blanca y que luego de finalizar la gestión, se llevará a su casa.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.