CADIC: El fútbol escondido

Uno de los torneos más apasionantes de Ushuaia.

Hay un lugar en la ciudad más austral del mundo donde se disputa uno de los torneos más apasionantes de Ushuaia. Sin árbitro ni jueces de línea, pero con camisetas europeas y jugadores de todas las edades. Pasen y vean…

(Por Santiago Gonelli) –
Detrás del edificio del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC) se encuentra un “potrero” de césped natural, sembrado y cuidado con máxima atención en el cual todos los sábados a la mañana 4 equipos se ven las caras en dos turnos.
El formato consiste en 9 fechas (todos contra todos tres veces) donde, ante igualdad de puntos, se define con una gran final desempate, con posterior reunión en la que no pueden faltar los choris y las hamburguesas.
Este torneo comenzó oficialmente en 2017, siendo que en años anteriores solo se jugaban “amistosos” de dos equipos y, a veces si se juntaba más gente, algún que otro triangular para meterle color.
Pero el “Run Run” de la calle, de nuestra Ushuaia querida, sumado a las fotos viralizadas en las redes hizo que el recinto se convirtiera en un lugar de culto donde todos quieren jugar, pero ojo, pocos pueden acceder.
Adentrémonos un poco más en este submundo del fútbol fueguino…

¿Quién lo organiza?

Luis Pinedo o “Lucho” para los amigos es la cabeza principal del fulbito del CADIC. Empleado del Centro de Investigación hace mucho tiempo y amante del buen fútbol, lleva adelante varias tareas como conseguir gente para pintar las líneas de cal que limitan la cancha, comprar las redes de los arcos y hasta levantar un alambrado para que la pelota no termine a varias cuadras cortándole el ritmo al match.
Junto a él esta Emiliano Fernandez, integrante del cuerpo técnico de Magallanes FC -un club que milita la máxima categoría del Futsal CAFS-, quien ligó de rebote jugar unos partiditos y se metió tanto en el ruedo que es quien lleva adelante el armado de los equipos y la configuración del gran listado de suplentes, donde esperan con ansias muchos jugadores ese llamado vital para jugar en el fulbito del CADIC de los sábados.

¿Cómo se arman los equipos?

Rojo, Azul, Blanco y Amarillo. Los teams se dividen por colores y se van actualizando las camisetas a medida que se van desgastando. En la actualidad el Rojo (último campeón) utiliza la del Manchester United, el azul -campeón 2019- la del Chelsea, el blanco es para el Real Madrid y el amarillo no tendrá a Mario Goetze, pero se calza la del Borussia Dortmund.
Uno de los ítems más interesantes es el armado de los equipos de 9 jugadores incluido el arquero porque, si bien en un principio solo podían jugar aquellos que trabajaban en el CADIC o amigos/familiares de los players, con el tiempo se fueron sumando amigos de amigos quienes fueron quedando como parte imprescindible y hoy en día cumplen roles claves organizativos como, por ejemplo, comprar pelotas, ir a sembrar, cocinar los choris y hasta atender jugadores en plenas lesiones -varios son enfermeros y médicos-.
Con el objeto de lograr una paridad y que no haya candidatos que se corten solos se seleccionan 4 arqueros, uno por lado. Luego se hace un sorteo por posiciones ya sean defensas, medios y delanteros.
Teniendo en cuenta el nivel de los jugadores hay 3 clasificaciones para el mencionado sorteo. Los jugadores Plus -se identifican con un “+”- son aquellos que juegan o jugaron oficialmente en equipos de 1ra División ya sea de Futsal o cancha grande, así como también por su estado físico y cualidades técnicas o tácticas. De estos jugadores no puede haber más de 2 por conjunto.
Aquí podemos encontrar nombres conocidos como “Juampi” Castro, el “Hueso” Grigera y Dani Pereyra, todos de Magallanes; Valentín Pinedo con pasado en la Escuela MB y Mutual BTF, por nombrar algunos. Como contra partida están aquellos que tienen más de 50 años o ya no pueden correr tanto por distintas lesiones. Al igual que los “+” solo puede haber 2 por equipo. Y ya en el grupo más grande se concentran el resto de los jugadores “terrenales”.
Otro dato fundamental es el gran listado de suplentes que se va conformando a lo largo del año con jugadores que no pagan la cuota mensual, pero están al tiro del cañón y pueden ser llamados los días jueves o viernes ante la baja de algún titular.
Los suplentes no tienen equipo asignado, pero ante la falta constante de algún jugador titular, pueden llegar a meterse de lleno demostrando compromiso y manteniendo el comportamiento que se exige en este fulbito del CADIC: FAIR PLAY 100%, sin insultos, patadas desmedidas y mucha camaradería.

El colorinche

El sabor que le aporta cada jugador es fundamental, desde los que se ponen el cassette para declarar en sus perfiles de Facebook o Instagram, pasando a los que se visten como si fueran a jugar la final del mundo y salir lindos en las fotos o aquellos barriletes que llegan trasnochados y piernas cansadas.

Serios, extrovertidos, técnicos y picapiedras

Uno de los datos interesantes es el valor agregado que le aporta Marcos Rodríguez, actual volante central del Azul, quien todos los jueves pasa en el grupo general del Wapp el pronóstico del tiempo para el sábado, detallado y preciso, como así también realiza un resumen de los cotejos similar al estilo de “La Jornada Está Aquí” que proponía la gran revista “El Grafico”, con todos los datos de los goleadores, valla menos vencida, estadísticas del partido y el Man of the Match.
Serios, extrovertidos, técnicos y picapiedras, de todo se puede encontrar en este fulbito del CADIC que no se ve, pocos conocen y que se vive todos los fines de semana a las 10 de la mañana detrás de un edificio donde se respira la pasión argentina.
Estate atento que el llamado para ser titular puede darse en cualquier momento… ¡Que viva el fútbol!


Diario Prensa

Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

yo te cuido