Confirman que entre Melella y sus denunciantes existió una gran cantidad de llamadas y mensajes

Confirman que entre Melella y sus denunciantes existió una gran cantidad de llamadas y mensajes

Confirman que entre Melella y sus denunciantes existió una gran cantidad de llamadas y mensajes

CAUSA POR PRESUNTO ABUSO SEXUAL: AUNQUE LA JUSTICIA MANTIENE ESTRICTA RESERVA SOBRE LAS ACTUACIONES, SE PUDIERON CONOCER ALGUNOS RESULTADOS SOBRE LAS PERICIAS TELEFONICAS EFECTUADAS A LOS APARATOS DE DAMIAN RIVAS, ALFREDO SUASNABAR, MARIO LOBERA Y EL INTENDENTE DE RIO GRANDE.

Profesionales del área pericial de la Justicia provincial emitieron informes en los que confirman los cruces de llamadas entre Melella y las presuntas víctimas. La ciudadanía espera expectante la resolución absolutoria o condenatoria en un caso que involucra nada menos que a uno de los candidatos a la gobernación de Tierra del Fuego.

Pese a que el Juzgado de Instrucción Nro 2 del Distrito Judicial Norte, a cargo del juez Raúl Sahade, intenta mantener en total hermetismo una causa judicial que es de gran interés de la ciudadanía por estar acusado un funcionario que aspira a conducir los destinos de la provincia de Tierra del Fuego desde el Poder Ejecutivo y que se desempeña actualmente como intendente de Río Grande, Gustavo Melella, Diario Prensa pudo acceder a documentación oficial.
Según se puede leer en los dictámenes periciales Nros 543/2018 y 544/2018, que llevan la firma de los técnicos Matías Taborda y Matías Calderini, recepcionados por el secretario judicial Eduardo Tepedino, los tres hombres vinculados a la construcción que denunciaron en el mes de octubre de 2018 a Gustavo Melella por el presunto delito de abuso sexual agravado, sostuvieron con el jefe comunal repetido contacto telefónico a través de mensajes de texto y de llamadas.
Del análisis de cuatro teléfonos celulares – los de los denunciantes Alfredo Suasnabar, de 55 años de edad; Damián Rivas, de 58 años y Mario Lobera, de 43 años; y el de Gustavo Melella – quedó comprobada la existencia de comunicación entre aparatos de llamadas consumadas, de llamadas perdidas y de mensajes de texto, con sus respectivos contenidos. También se desprende de la investigación la existencia de comunicaciones con otros funcionarios de la gestión municipal de Melella, como por ejemplo con el número telefónico de la secretaria de Obras y Servicios Públicos municipal, Gabriela “Gaby” Castillo.

Reclamo de pago

“Hola amigo. Como esta. Necesito que me pague la totalidad del trabajo realizado en centro tecnológico de Pellegrini 520. Desde ya espero una respuesta favorable en 48 horas o caso contrario difundiré a todos los medios de comunicación presentando prueba de acoso y boleta factura firmada a funcionarios municipales. Usted jugó con mi necesidad. Damián Rivas”. (sic).
Este es el contenido de uno de los mensajes de texto enviados por el denunciante Damián Rivas al número telefónico consignado como perteneciente a Gustavo Melella, según la pericia realizada. El reclamo guarda relación con la controvertida obra de construcción del edificio a cargo de la firma Constructora Patagonia SRL, cuyos propietarios también están imputados por presunta sobrefacturación. Por el mismo tipo de irregularidades el juez Sahade imputó a otra empresa constructora, perteneciente a Luis Marino Vaquera.
Las dos empresas están cuestionadas en la causa ahora unificada por investigación de la posible comisión de los delitos de abuso sexual y corrupción en la obra pública.
Las pericias lograron revelar también llamadas entrantes de Melella al equipo celular de otro de los denunciantes, Mario Lovera y se comprobaron las conversaciones y la duración de las mismas. En este caso particular, el perito de la Justicia comprobó 151 registros de llamadas entre estos contactos y 18 archivos de audio de whatsapp “que por su contenido se presupone que existiría alguna vinculación con el hecho investigado”.
Pero el dato más relevante es que también se identificaron 105 capturas de pantallas con conversaciones de WhatsApp tomadas en el mismo dispositivo. A raíz de ello, puede inferirse que se trataría de las mismas capturas que se viralizaron en el mes de noviembre del año pasado cuando el escándalo salió a la luz.

FALTA CONTAR CON EL CELULAR DE MELELLA

Aunque el trabajo de los técnicos de la Justicia ha sido exhaustivo, falta un detalle fundamental para concluir la investigación: contar con el chip del aparato celular con terminación 0221, supuestamente perteneciente al funcionario público Gustavo Melella, para proceder al cotejo de correspondencia en días, horarios y contenidos de las llamadas y mensajes salientes de las líneas de los tres denunciantes.
En relación a ello, el abogado querellante Francisco Giménez, había manifestado sus quejas públicamente sobre el tema porque al día de hoy la Justicia no ordenó la incautación del celular de Gustavo Melella. Gimenez acusó públicamente a Melella de haber destruido el chip correspondiente a la línea telefónica que termina en 0221 “para borrar pruebas”, aunque no brindó a la prensa mayores precisiones sobre cómo le constaba ese hecho. El abogado que representa a los denunciantes también afirmó que ha presentado ante el juez Sahade “varios escritos solicitandole que se expida sobre la pericia y que me permita tomar vista del expediente ya que hasta el momento y de manera arbitraria sólo se lo permitieron a Melella”.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.