Denuncian por presunto abuso sexual a otro empleado judicial

Denuncian por presunto abuso sexual a otro empleado judicial

SE TRATA DEL SECRETARIO GENERAL DE LA UEJN, UNION DE EMPLEADOS JUDICIALES DE LA NACION.

Nuevamente la Justicia provincial vuelve a ser noticia al haberse registrado en los últimos días una nueva denuncia en contra de un integrante de su planta de personal, el sindicalista Luis Bechis, impulsada por una mujer de 35 años de edad, que también pertenece a un organismo público estatal.
El secretario general de la UEJN, de 57 años de edad, fue acusado de la comisión del presunto delito de abuso sexual, en una causa que está caratulada Bechis, Luis Simón s/infracción a la Ley 25.087, por una mujer que dijo haber sido su amante por un lapso de siete meses.
En el día de ayer, Bechis fue consultado periodísticamente acerca de los hechos que se le imputan en sede judicial por FM Aire Libre, declinando referirse al respecto y limitándose a señalar “Yo no tengo ninguna versión que dar. Si existe una causa judicial, que se resuelva”. El Juzgado de Instrucción impuso preventivamente mientras se sustancia la causa, normas de conducta y una restricción de acercamiento a la presunta víctima.

LA CAUSA

La denunciante, una mujer que se desempeña también en el Estado provincial, de 35 años de edad, decidió radicar formal denuncia en contra de Luis Simón Bechis, de quién dijo haber estado sentimentalmente unida de modo clandestino, desde el mes de mayo de este año aproximadamente.
Quien impulsó la intervención judicial declaró que si bien en un principio la relación habría sido buena, con el transcurrir del tiempo su circunstancial pareja “se tornó agresiva”, pero que la continuò sosteniendo por temor a represalias.
La mujer dijo también que los hechos que la decidieron a denunciar a Bechis habrían ocurrido el jueves 8 de noviembre último, en un departamento de la calle Deloqui, en Ushuaia, en donde ambos habían acordado encontrarse.
El eje de la denuncia judicial radica en que si bien la denunciante admite que fue hasta ese lugar voluntariamente y prestó su consentimiento para mantener una relación sexual, también destacó que al pedirle a su acompañante que en un determinado momento se apartara de ella, éste no lo habría hecho y que por el contrario, siguió adelante con el acto sexual, de modo imperativo, sujetándola de los brazos fuértemente, razón por la cual se sintió violada.
Según la mujer, y ante su resistencia, Bechis la habría doblegado con golpes en la cara, piernas y pechos.
Lo cierto es que luego del presunto forzamiento sexual, la mujer no se dirigió a la Policía a denunciar lo ocurrido. Ella y Bechis, dijo, se retiraron del departamento (que no es domicilio de ninguno de los dos) y se fue cada uno por su lado.
Más tarde, al bañarse, habría observado en su cuerpo rastros de sangre, atribuyéndolos a la supuesta agresión vivida, tomando recién entonces la decisión de radicar la denuncia.
Es de destacar que consta en el mismo expediente que cuando se le preguntó a la denunciante si solía comunicarse con el denunciado por mensajes de texto que pudieran constituir un elemento de prueba, la respuesta fue negativa. La mujer dijo que sí lo hacía pero que tenía por costumbre borrarlos, por lo que no podia aportarlos.
En atención al protocolo que se debe observar ante una presunta víctima de un ataque sexual, se le preguntó si podía aportar la bombacha para peritarla, lo que tampoco produjo una respuesta afirmativa. La declarante respondió “ya la lavé”.
La Fiscalía dispuso entonces que la mujer se sometiera a un examen medico para constatar posibles lesiones, el que arrojó como resultado que existían “lesiones en cuello, cabeza, ojo y brazo izquierdo, en el brazo derecho y en la zona inguinal”, todas de carácter leve.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

print

Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.