Dispararon desde un auto y balearon a un hombre pero dicen ser “discriminados”

SE TRATA DE TRES HOMBRES DE NACIONALIDAD DOMINICANA QUE ESTAN SIENDO ENJUICIADOS POR EL DELITO DE INTENTO DE HOMICIDIO.

Después de sorprender con un ofrecimiento de dinero para evitar la sanción penal, ayer su defensor afirmó en el colmo del dislate que sus representados “son víctimas de discriminación”.

Luis Haro, de 32 años de edad, vive con una bala calibre 22 en el cráneo. El iba sentado en el asiento del acompañante del vehículo Ford Escort que los sujetos dominicanos perseguían cuando fue alcanzado por el proyectil. En el juicio dijo que tiene problemas de memoria y dolores de cabeza.
Fotografía: Daniel Puebla.

El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte, resolvió pasar a un cuarto intermedio para mañana jueves 7, a las 10.30, oportunidad en que Jonny Miguel Rordríguez Parra, Rony Leonardo Rodríguez Rosario y Robin Joel Bonilla Minaya, acusados de tentativa de homicidio, podrán pronunciar sus últimas palabras ante el Tribunal, previo a conocerse el veredicto.
Durante la etapa de alegatos que tuvo lugar el lunes último, la representante del Ministerio Público Fiscal, Laura Urquiza, pidió que los tres imputados reciban una pena de 8 años de prisión por el delito de homicidio en grado de tentativa, mientras que la defensa solicitó la absolución y en caso de ser condenados que sea por el delito de lesiones graves.

Los jueces Ernesto Borrone, Juan José Varela y Martín Bramati, llevan adelante el debate oral y público, en el que se busca determinar la responsabilidad penal de Jonny Miguel Rordríguez Parra, Rony Leonardo Rodríguez Rosario y Robin Joel Bonilla Minaya.
Los imputados llegaron a juicio por un hecho ocurrido el 5 de noviembre de 2016, alrededor de las 8 y media de la mañana, cuando Luis Eduardo Haro circulaba a bordo de un automóvil que era conducido por Gustavo Adolfo Vega, mientras los tres imputados los perseguían al mando de otro vehículo, oportunidad en la que iniciaron una persecución en el sector de la Margen Sur de Río Grande.
En su alegato, la fiscal Urquiza, solicitó una pena de 8 años de prisión, en calidad de coautores para los tres imputados, al entender que se encuentra probada la autoría y participación, por el delito de homicidio en grado de tentativa.
La funcionaria tuvo en cuenta como agravantes que el hecho se registró a la luz del día y en un sector de la ciudad muy poblado y como atenuantes los informes socioambientales correspondientes a las historias personales de cada uno; que no poseen antecedentes penales y la juventud de Rodríguez Parra y Minaya.
Por su parte, la defensa de los imputados ejercida por el defensor público, Alejandro Naccarato pidió por la absolución de sus tres defendidos y de manera subsidiaria, en caso de ser condenados que sea por el delito de lesiones graves.

SE TRATA DE UN CINEMATOGRAFICO HECHO OCURRIDO EL 5 DE NOVIEMBRE DE 2016 EN RIO GRANDE.

Velocidad y disparos en la Margen Sur

Ronny Miguel Rodríguez Parra, de 22 años de edad; Rony Leonardo Rodríguez Rosario, de 63 años y Robin Joel Bonilla Minaya, de 23, oriundos todos de República Dominicana están imputados por atentar contra la vida de un hombre, a quien le dispararon con una pistola en la cabeza pero logró sobrevivir.
El hecho que llega a juicio ocurrió el 5 de noviembre de 2016, alrededor de las 8 y media de la mañana, cuando Luis Eduardo Haro circulaba a bordo de un automóvil que era conducido por Gustavo Adolfo Vega, mientras los tres imputados los perseguían al mando de otro vehículo, conducido por Rodríguez Parra.
Según describió la fiscal Laura Urquiza a cargo de la causa, los imputados iniciaron la persecución en la zona del Margen Sur, desde la calle Chorrillo, hacía Rafaela Ishton donde circularon a gran velocidad para continuar hasta Virgen de Itatí y finalizar en Uani.
“Durante ese trayecto, el vehículo manejado por los damnificados salió a toda carrera de la intersección de las calles Chorrillo y Rafaela Ishton, al tiempo que era perseguido por el automóvil de los imputados”, detalló la fiscal en su requerimiento de elevación a juicio.
Durante la trayectoria Rodríguez Rosario efectuó “al menos tres disparos con arma de fuego que se pudieron constatar, desde la ventana delantera derecha y desde la ventana del asiento trasero del lado del acompañante, por lo que uno de ellos impactó en la cabeza de Luis Haro y provocó una herida de arma de fuego en la zona de la cabeza”.
Para la fiscal, el motivo por el que se inició la persecución por parte de los imputados es que Haro y Vega, “mantuvieron un altercado con un grupo de personas que se encontraban en el interior de un bar que funciona sobre calle Chorrillo, en razón de que ellos habían sido expulsados del lugar”.
“Esto generó la bronca de los imputados y motivó la persecución que finalizó en los hechos descriptos”, precisó Urquiza.

$380.000 POR UN TIRO EN LA CABEZA

Durante las primeras jornadas del debate oral y público en curso, se produjo un extraño e inédito incidente en el que el abogado de la víctima y querellante “propuso” que se dejara sin efecto el juicio porque “las partes acordaron el pago de $380.000 para resarcir el hecho de que Luis Haro hoy tiene una bala calibre 22 alojada en la cabeza, lo que le estaría trayendo problemas de memoria, entre otras secuelas.
La insólita propuesta no fue aceptada por el Tribunal de Juicio en lo Criminal debido a la naturaleza del delito y ante la férrea oposición de la fiscal Urquiza.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.