El abogado del “comisario Whatsapp” denunció públicamente al juez Daniel Cesari Hernández

Es por procesar a Guerrero y admitir que lo hacía “por presiones” y no por pruebas. Una vez resuelta la apelación, el dr. francisco giménez adelantó que avanzará con un pedido de jury.

El Dr. Francisco Giménez, abogado del comisario Marcelo Guerrero junto a su colega Fernando Lapadula, adelantó un pedido de jury para el juez Daniel Cesari Hernández, a quien denunció públicamente por ceder supuestamente a presiones y avanzar con el procesamiento de su defendido, sin tener pruebas de la comisión de un delito.
Así lo adelantó ayer en diálogo con la prensa, luego de exponer por las redes sociales un diálogo mantenido con el juez, en el cual éste habría admitido que no tenía prueba pero estaba presionado para dictar el procesamiento.
El comisario Guerrero estaba imputado del delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público” y tiene relación con un incidente de mayo del 2017, cuando fue atacada por su ex pareja una mujer que debía tener custodia de la comisaría de la cual era jefe Guerrero. Había una custodia permanente de la vivienda dispuesta por la justicia, pero el comisario dispuso que la consigna fuera levantada en los horarios de ausencia de la mujer, luego de coordinarlo con la propia víctima, en función del escaso personal de la comisaría.
El día del incidente, la víctima volvió del trabajo, no lo notificó a la comisaría, y fue atacada por su ex pareja. “De ninguna manera podemos decir que Guerrero es un delincuente por no mantener una consigna en una casa donde no había nadie, y además el juez lo embargó por cien mil pesos, cuando por delitos más graves, como abuso sexual, robos, estafas, en muy pocos casos se llega a esa cifra. Acá no hubo daño patrimonial sino, cuanto mucho, una desobediencia de una orden judicial”, planteó Giménez.
Lo cierto es que Guerrero fue pasado a disponibilidad, en medio hubo una manifestación de vecinos de la margen sur en respaldo del comisario, estuvo a la espera de que se resolviera su situación procesal y finalmente el juez Cesari Hernández le dictó el procesamiento.
Sin embargo, según el Dr. Giménez, el juez le habrá manifestado previamente que tenía “todo arreglado con el fiscal” para el sobreseimiento, si en la indagatoria Guerrero accedía a efectuar una declaración determinada.
“Esto lo ratifico y fue días previos a la indagatoria, donde me presento como abogado junto al Dr. Lapadula”, contó el abogado esta mañana por la emisora radial. En ese diálogo con Cesari Hernández, que terminó en discusión, el letrado le habría reprochado el dictado del procesamiento “porque lo presionan y no porque haya prueba”, situación que éste habría admitido, planteando que “no tenía otra salida”.
En ese mismo diálogo, Giménez le advirtió del pedido de jury, pese a lo cual el magistrado habría respondido que “no podía hacer otra cosa” en función de los “aprietes” que estaría recibiendo.
Detalló que hubo conversaciones con el juez de la causa “a medida que se dilataba la definición de la situación procesal, porque Guerrero fue indagado hace casi un año y el juez tiene diez días para resolver, pero se tomó más de un año”.
Giménez apuntó que “en la indagatoria lo asistió el Dr. Lapadula, que también puede dar cuenta de lo que sucedió en esa audiencia, donde el juez prácticamente le dictó la declaratoria a Guerrero, diciéndole que si lo hacía de esa manera tenía el sobreseimiento porque no había mérito para procesarlo, y que el fiscal tampoco iba a apelar”.
Aseguró que el juez “les quiso dar el nombre” de quién lo estaba presionando, pero no quisieron saberlo. “Mi respuesta fue que de ninguna manera se iba a aceptar el procesamiento por otros motivos que no fueran la comisión de un delito. Como juez hizo un juramento y, si se sentía presionado, debía apartarse de la causa. No se le puede arruinar la carrera policial a una persona por presiones, que tampoco me constan”, expresó el abogado.
Contó que “en otras conversaciones el juez sugirió la falta de mérito como un camino alternativo, pero no hay ningún motivo para procesar a un comisario que se equivocó con la más buena fe”.
Ahora la situación por el momento mediática será trasladada al Consejo de la Magistratura. “Esto lo voy a ratificar ante el Consejo de la Magistratura o ante el fiscal o juez que me llame, para ponernos a trabajar, porque no puede haber jueces que fallen por supuestas presiones que tiene de afuera. El lunes nos notificaron del procesamiento y, después de la apelación, para aliviar la situación de Guerrero, nos vamos a ocupar del destino de este juez, y se va a hacer el pedido de jury, porque los ciudadanos estamos supeditados a ser procesados o atrapados por el aparato judicial en base a las presiones que tenga un juez. Si esto es así, cualquiera puede levantar el teléfono y decirle al juez que procese, no importa cuál sea la causa”, cuestionó.
Por su parte el Dr. Fernando Lapadula, admitió que cuando se conoció el procesamiento de comisario Marcelo Guerrero “para la defensa fue una sorpresa, porque de ninguna manera lo esperábamos. Luego de su declaración esperábamos el sobreseimiento”, dijo.
“Estaremos presentando un recurso de apelación en esta semana y, de acuerdo a lo que nosotros fuimos viendo, estábamos convencidos de que esto iba a resultar a favor y no entendemos cómo se llegó a esta resolución”, manifestó.
Observó que “es fundamental el dolo para que se configure el delito en la conducta que se le imputa al señor Guerrero, y está probado en el expediente que de ninguna manera tuvo intención. Hay delitos que pueden ser culposos, por negligencia, por no tomar los recaudos necesarios, y el típico ejemplo es el accidente de tránsito. Hay otros delitos donde, si no hay dolo, no existe delito, como el caso de la estafa. Uno no puede estafar sin querer. En el delito que se le imputa a Guerrero -incumplimiento de deberes de funcionario público- el dolo es un elemento esencial. Si no hay intención por parte del imputado, no puede haber delito. En este caso no existe la figura del dolo eventual, y tampoco se puede aplicar”, explicó.
“Esta semana presentaremos el recurso de amparo y vamos a pedir audiencia en la Cámara para ampliar los fundamentos in voce. El código da la posibilidad de un recurso por escrito y de pedir audiencia para ampliar los fundamentos en forma oral. A partir de esa instancia, la Cámara tiene un plazo para resolver por el sobreseimiento, la falta de mérito, o confirmar el procesamiento, y también puede resolver la nulidad”, concluyó.


Edición:
Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

print

Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.