El Territorio nacional fue anexado a la provincia de Santa Cruz, para constituir ambos la nueva “Provincia Patagonia”.

El día que Ushuaia dejó de ser capital de Tierra del Fuego y lo fue la santacruceña Río Gallegos
Félix María Paz era tucumano y se desempeñó durante toda su vida como marino. Después de una recorrida por el Territorio decidió que era Ushuaia el mejor lugar para el asiento de las funciones gubernamentales. Desempeñó sus funciones en Tierra del Fuego entre el año 1884 y 1890.

Luego de la revolución del año 1943 en Argentina, el presidente militar Pedro Pablo Ramírez dictó el decreto 5626, disponiendo la creación de una Gobernación Marítima en Tierra del Fuego. La tarea fue encomendada a un oficial superior en ejercicio activo y recayó en Fidel Anadón, quien inmediatamente se constituyó como comandante superior de las fuerzas navales, aéreas y terrestres del entonces Territorio Nacional.
Arribado a la isla, el flamante mandatario militar confeccionó “un plan de adecuamiento”. Anadón designó a la bahía de Ushuaia como punto estratégico, prioritario y más importante de las actividades del Territorio, por considerar que su puerto era el único puerto de envergadura en todo el litoral isleño. El nuevo gobernador marítimo también documentó que a su criterio “resultaba indispensable sacar el penal del pueblo, pues se contraponía con el emplazamiento de la Base Naval y con la población civil”. El funcionario proponía no cerrar la cárcel sino trasladarla a la zona de Túnel, a unos 10 kms de Ushuaia, pero en 1947 el Gobierno nacional dispuso directamente el cierre del establecimiento carcelario. Fue durante su gestión que en el año 1946 y con el fin de crear una industria peletera, se soltaron en la zona del Lago Fagnano, 25 casales de castores, prohibiéndose su casa a fin de que proliferaran. Al año siguiente, Anadón ordenó, con la supuesta finalidad de “aumentar la fauna silvestre en zonas montañosas” que se soltaran parejas de renos en el sector de Las Cotorras, entre otros, pero estos animales no lograron, a diferencia de los castores, aclimatarse y desaparecieron.
En 1955 el Gobierno nacional, mediante la Ley 14.408 puso fin a la Gobernación Marítima y anexó el Territorio de Tierra del Fuego a la provincia de Santa Cruz, convirtiéndolos a ambos en “Provincia Patagónica”. De esta manera Tierra del Fuego dejó de tener a Ushuaia, como capital, ocupando ese lugar la santacruceña localidad de Rio Gallegos.
Después de la Revolución de 1955 una brevísima gobernación militar le restituyó al suelo fueguino su autonomía, que dos años después se concretó en la reorganización del Territorio Nacional mediante decreto ley 2191/57.
Fue el 28 de febrero de ese año cuando el recién designado gobernador Pedro Carlos Florido, acató la disposición del presidente provisional de la nación, general Pedro Eugenio Aramburu, quien dispuso la reorganización de Tierra del Fuego como Territorio independiente de Santa Cruz, disolviéndose en consecuencia la “Provincia Patagonia”.
De esta manera Ushuaia volvía a ser la ciudad capital, tal como lo decidió el primer gobernador fueguino, Félix María Paz, por decreto del 27 de junio de 1885.

El día que Ushuaia dejó de ser capital de Tierra del Fuego y lo fue la santacruceña Río Gallegos
Fue en 1946 durante la gestión del gobernador militar Fidel Anadón cuando con fines de instalar una industria peletera, el Gobierno del Territorio Nacional de Tierra del Fuego, trajo de Canadá 25 parejas de castores y prohibió su caza para que proliferaran. El desacierto ha sido pagado con sangre hasta la actualidad por los infortunados animales, que ajenos a las malas decisiones humanas son impiadosamente cazados. Aunque el principal centro invernal fueguino lleva su nombre y los turistas compran la versión en peluche como recuerdo de Ushuaia, el castor sigue siendo víctima de planes salvajes que violan los más elementales principios éticos que deberían imperar en la relación de los seres “sintientes”, sean bípedos o cuadrúpedos.

Diario Prensa

Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar