Río Grande vuelve por tres días a Fase 1 para intentar frenar la ola de contagios

Río Grande vuelve por tres días a Fase 1 para intentar frenar la ola de contagios

El Gobierno provincial y la Municipalidad de Río Grande acordaron la aplicación de una batería de medidas muy restrictivas a aplicarse viernes, sábado y domingo, luego de que los infectólogos determinaran que los encuentros sociales y las reuniones en espacios recreativos y deportivos produjo la disparada de una curva que no deja de subir.

Los vecinos de la localidad del norte de la isla tendrán que guardar aislamiento preventivo y obligatorio y podrán salir de sus casas solo para ir a despensas de barrio o farmacias. Todo el comercio y los supermercados inclusive permanecerán cerrados. Salvo personal esencial nadie podrá entrar ni salir de la ciudad.

Las medidas de estricto aislamiento comenzarán a regir a partir de las 00 de hoy viernes y se extenderán en principio hasta el domingo inclusive y fueron acordadas en una reunión que mantuvieron el gobernador de la provincia Gustavo Melella, el intendente Martín Pérez y miembros del COE. La decisión fue tomada por las autoridades ante la crítica situación epidemiológica que se vive en la ciudad de Río Grande, en donde desde el pasado 18 de julio se viene registrando un crecimiento exponencial de los contagios.
De la reunión encabezada por el mandatario Melella participó el intendente de Río Grande, Martín Pérez, acompañado por la secretaria municipal de Salud, María Eugenia Cóccaro y también por videoconferencia se sumaron el jefe de Gabinete, Agustín Tita, la ministra de Salud, Judit Di Giglio y la ministra de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Adriana Chapperón. Se sumaron el secretario de Gestión de Redes Asistenciales, José Torino, el secretario de Gestión de Sistemas Sanitarios, Javier Barrios y el Jefe de Infectología del Hospital de Ushuaia, Leandro Ballatore.
En el encuentro se decidió que desde las 00:00 de este viernes 31 de agosto se establecerán medidas mas restrictivas que durarán, en principio, hasta el próximo domingo 2 de agosto inclusive. De acuerdo a la situación que se plantee se evaluará su la posible continuidad la próxima semana.
Durante estos tres días se establecerá un aislamiento preventivo y obligatorio para todo el sector público y privado. Los únicos que quedarán exceptuados y podrán abrir sus puertas son los almacenes de barrio y las farmacias. La restricción también alcanza a los supermercados.
Quienes permanecerán habilitados a circular son los considerados servicios esenciales.
Además se determinó prohibir el ingreso y egreso a la ciudad por vía aérea o terrestre.
Sólo lo podrán hacer aquellos que estén considerados como servicio esencial.
Estas medidas tienen que ver con tratar de disminuir la circulación del virus que está focalizada en encuentros sociales y espacios recreativos de acuerdo a la conclusión que arribaron los especialistas.
La situación actual obliga a tomar estas medidas y el próximo domingo se evaluarán nuevas determinaciones que tendrán vigencia desde el lunes de la próxima semana.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

yo te cuido