En la Cámara de Comercio de Río Grande no creen que se revierta la crisis, aun en un año electoral

El presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, Diego Navarro, planteó que son muchos los factores que inciden en la crisis general como para que se revierta por la coyuntura electoral. “La actividad que estamos teniendo hasta ahora es por debajo de la rentabilidad y, el que no tiene espalda para sostenerse, se cae”, sentenció.

El presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande y vicepresidente de CAME, Diego Navarro, se mostró pesimista de cara al año electoral, respecto de alguna medida que permita revertir la crisis, al menos en parte.
En diálogo con la prensa se le consultó si espera respuestas a los pedidos que viene formulando la CAME, tanto respecto de los embargos de AFIP, los reclamos por los onerosos aportes patronales, la baja de tasas, entre otras medidas que se impulsan para incentivar la actividad. “Yo entiendo que, por la historia de los últimos 35 años, cada vez que venía un año electoral había mejoras, pero no creo que ocurra en esta oportunidad, porque es muy compleja la situación. Son muchas las variables económicas, la parte financiera, las variables que tienen que ver con el empleo. Si no hay cambios de fondo, va a ser muy difícil que la gente tome decisiones y vuelva a creer en ese aspecto”, dijo.
“¿Por qué alguien va a hacer una inversión en dos o tres meses, si no hay nada que parezca que existe un horizonte?¿Quién va a decidir invertir ahora, poner un negocio o una fábrica?”, se preguntó, teniendo en claro que en el contexto actual para cualquiera que tenga capital es más rentable optar por colocaciones financieras en lugar de invertir.
“Es muy difícil pensar que en dos o tres meses va a haber una situación clara y confiable. Realmente no lo veo. Puede ser que empiecen a bajar las tasas, pero ya vimos que cuando las quisieron bajar subió el dólar, y está toda la economía muy atada a la parte financiera. Ojalá que exista una medida, que encuentren la solución y que se descubra el agujero del mate, pero por ahora no queda otra que apechugar y tratar de salir adelante. Vamos a salir en la medida que seamos prolijos y que no estemos rifando todo en dos meses, cuando tenemos que aguantar diez”, planteó.
“Hasta ahora no veo mejoras en la situación económica y a lo mejor soy corto de vista, pero no las veo. Sinceramente las variables que uno ve son delicadas, hay caída en la actividad comercial, en las ventas, caída en la actividad industrial, altas tasas. Las variables macro están complicadas”, reiteró.
“Hay una gran cantidad de locales cerrados en Río Grande y también en Ushuaia. Yo creo que va a haber actividad, pero el problema es que la actividad que estamos teniendo hasta ahora es por debajo de la rentabilidad. El que no tiene espalda para sostenerse, se cae. Esta es la realidad”, subrayó.
“Tenemos que visualizar cómo entre el sector público y el privado podemos encontrar un camino en general, pero no es fácil porque esto no depende mucho de los actores locales. Hay gente que la está pasando mal en la actividad y vamos a esperar a marzo a ver cómo empieza. Todos sabemos que enero y febrero en Tierra del Fuego son meses complejos, así que es cuestión de que esperemos un poquito. De alguna manera vamos a ir encontrando entre todos los sectores cómo vamos cerrando la situación, pero estamos en niveles de muy baja actividad”, advirtió.
Frente al promedio nacional de caída de ventas “desde enero del año pasado hasta la fecha, siempre en Río Grande hemos estado por encima y en algunos casos hasta hemos duplicado la caída. Si el país está mal, porque hay situaciones muy delicadas, Río Grande está todavía peor y por encima de la caída a nivel nacional”, aseguró.
“La situación es delicada, trae aparejada desocupación y problemas que no nos gusta que aparezcan. No hay mal que dure cien años y esperemos que podamos superarlo. Y espero que aprendamos también. En esto tenemos que aprender como sociedad y, cuando llegan las elecciones, saber cuáles son los proyectos, qué se puede cumplir, qué proyección podemos tener en el orden del Estado que sea, municipal, provincial y nacional. Tenemos que velar también para que, cuando tengamos vacas flacas, tengamos recursos para afrontarlo, y no como nos está pasando desde hace un tiempo, que vienen las vacas flacas y no tenemos nada más que el cuerpo para aguantar, y vamos perdiendo fuentes de trabajo y actividad”, concluyó.


Diario Prensa

Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río Grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.