Fue elevada a juicio la causa por el crimen de Juan Carlos Lucena

Facundo Oscar Mancilla y Eduardo Javier Acosta quedaron como únicos responsables del asesinato del jubilado riograndense y podrían enfrentar una pena de reclusión perpetua.

Juan Carlos Lucena, de 67 años de edad, jubilado de la Municipalidad de Río Grande, fue atacado por varios individuos a las 19.50 del 20 de enero pasado en momentos en que transitaba a pie por el corredor que da acceso a los departamentos de la calle Aeroposta 453, en el barrio Textil, mejor conocido como Chacra II.
Inmediatamente de conocido el hecho y de tomar intervención el juez de instrucción de guardia, Daniel Césari Hernández, se inició una investigación que derivó en la asignación de vigilancia a varias propiedades de la localidad para dar con los autores del repudiable ataque a Lucena, quien falleció poco después de ser acuchillado, en la guardia del Hospital Regional Río Grande a causa de ocho profundos cortes de cuchillo.
Justo cuando una consigna policial custodiaba de cerca el edificio 46 del mencionado sector barrial, ubicado sobre la calle Luisa Rosso 570 y distante a corta distancia del que ocupaba la víctima fatal, un sujeto joven salió a la calle, caminó hasta un contenedor de basura e intentó descartarse de una mochila. Inmediatamente se aproximaron los uniformados quienes en presencia de peritos y testigos procedieron a abrirla, apareciendo en su interior dos cuchillos con rastros hemáticos. Luego, en el edificio en el que reside el sujeto, la Policía procedió a la detención también de otro hombre joven, previa entrega a autoridades de Protección, de varios menores de edad que se encontraban en el lugar.
En la calle Luisa Rosso 570, 1er piso, Dpto. 4, la Policía procedió a la detención en carácter de sospechoso de Rodrigo Sebastián Machao, de 24 años de edad, oriundo de Río Grande, soltero y de ocupación cocinero. En su domicilio, al ser requisado se secuestraron dos buzos, una mochila, una bufanda, dos celulares telefónicos, tres tarjetas SIM, una billetera con dos DNI a nombre de Facundo Oscar Mancilla (también detenido), una campera, una bolsa de compra y el carnet de la obra social del ex IPAUSS de Juan Carlos Lucena.
Con el correr de las horas también fueron detenidos en carácter de incomunicados, Leandro Emmanuel Acuña, de 23 años de edad, mendocino, en el interior del departamento 6, edificio 17, en calle Aeroposta Argentina 415 y en el sector exterior a Alberto Omar Torres, de 45 años de edad, de ocupación camionero y fletero, con el mismo domicilio que Acuña. Posteriormente fue privado de la libertad Eduardo Javier Acosta, de 24 años, sumando seis hombres los detenidos en carácter de incomunicados, sospechados de haber tenido algún grado de participación en el crimen del jubilado Lucena.
Ahora, con el cierre de la etapa de investigación, la causa fue elevada al Tribunal de Juicio, que deberá fijar fecha para el proceso oral y público.
Asimismo se desestimó en forma definitiva la participación de otras cuatro personas que estuvieron detenidas como “encubridores”.
Facundo Oscar Mancilla y Eduardo Javier Acosta quedaron como únicos responsables del asesinato y podrían enfrentar una pena de reclusión perpetua.
La fiscal del caso, la Doctora Verónica Marchisio, confirmó la elevación a juicio por el delito de homicidio doblemente agravado “por alevosía” y “criminis causa” con la finalidad de procurar la impunidad de otro delito, como fue el asalto perpetrado a la víctima.
En la elevación a juicio de la causa también se terminó por desestimar la situación de otras cuatro personas que estuvieron imputadas inicialmente en la causa, y que incluso llevaron meses detenidas, para luego ser sobreseídos del “encubrimiento” imputado inicialmente.
Alberto Torres y Leandro Emanuel Acuña, dos vecinos del lugar fueron sobreseídos en su momento, así como Franco Mansilla, hermano de uno de los homicidas, a quien no se le podía imputar el delito de “encubrimiento” por su parentesco.
Finalmente el último sobreseimiento fue el de Rodrigo Machado, un joven que vivía con uno de los homicidas, y del cual nunca se comprobó que encubriera el crimen con la destrucción de pruebas ya que dormía en el departamento allanado.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.