La misteriosa desaparición del “Monstruo de los Andes”, el mayor asesino serial de niñas de Colombia

Desde 1999 no se conoce el paradero de Pedro Alonso López, quien tiene orden de captura por el homicidio de 300 menores

Pedro Alonso López es señalado se más de 300 asesinatos de niñas en varios países de Latinoamérica, por los que se le conoce como ‘Monstruo de los Andes’. Ha estado en prisión en varias ocasiones por distintos delitos, pero tras declararlo enfermo mental y dejado en libertad luego de cumplir pena en un sanatorio, desapareció en 1999 con una orden de captura en su contra.

En 1969, López fue condenado a 7 años de prisión por robo de vehículos cuando tenía 21 años. En la cárcel fue violado por tres reclusos a quien posteriormente asesinó, delito por el que pagó dos años más. Su estadía cambió radicalmente su vida, y al salir en 1978 decidió convertirse en el peor victimario; detalla El Tiempo.

López viajó por varios países de Latinoamérica, donde seleccionaba niñas de entre 8 y 12 años y se ganaba su confianza para llevarlas a lugares solitarios donde las violaba, las golpeaba y las estrangulaba. En algunas ocasiones, incluso, abusaba de ellas después de muertas, en casos de necrofilia.

Durante su primera estancia en la cárcel, con 21 años, fue violado por tres reclusos.
Durante su primera estancia en la cárcel, con 21 años, fue violado por tres reclusos.

Así estuvo en Colombia y luego en comunidades indígenas de Ayacucho, sur de Perú, donde autoridades locales lo descubrieron durante una investigación sobre bandas de trata de personas. Huyó hacia Ecuador, donde fue capturado cuando intentaba secuestrar a una niña en el mercado del municipio de Ambato, recuerda el medio nacional.

Fue condenado a 16 años de cárcel tras confesar los crímenes. En 1994, al pagar condena en Ecuador, fue extraditado a Colombia para que respondiera por otros asesinatos de once niñas en Espinal, departamento de Tolima.

Desde 1999 no se sabe de su paradero. Hoy tendría 70 años.
Desde 1999 no se sabe de su paradero. Hoy tendría 70 años.

Pero sus abogados alegaron problemas psiquiátricos que lo hacían “inimputable”, y después de un examen psicológico fue recluido en un sanatorio mental para pagar cuatro años con tratamientos, relata El Tiempo. Luego de eso quedó en libertad bajo fianza en 1998, con la obligación de presentarse periódicamente ante las autoridades.

El último registro que se tuvo de él fue en 1999. Dos años después, en 2002, la Interpol emitió una orden de captura en su contra por otros asesinatos y violaciones de menores en el país, pero desde entonces no se conoce su paradero. Nadie tiene certeza si está vivo o muerto, hoy tendría 70 años.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

print
Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.