“Nuestros camaradas se están yendo”

UN CAMARADA DEL SUBINSPECTOR EDUARDO MACHADO, REALIZO UNA CONMOVEDORA Y COMPROMETIDA REFLEXION ACERCA DE LA REPETICION DE HECHOS LUCTUOSOS QUE IMPACTAN EN LAS FILAS DE LA INSTITUCION FUEGUINA.

“Una vez más la institución policial se viste de luto, una vez más nos toca despedir a un camarada, a un compañero, a un amigo. Seguramente quedará en los recuerdos de muchos aquella alegría que irradiaba, su ganas de trabajar, lo mucho que se esforzaba por mejorar y la entrega que ponía en cada acto, también esos momentos de guardia con mates de por medio, las charlas, el fútbol con los amigos. Es un hecho lamentable, la noticia nos apuñala el alma, no se encuentra explicación a algo así. ¿Por qué nos dejaste? ¿Qué te pasaba por la cabeza? ¿Por qué? Seguramente todos nos llenaremos de interrogantes. Sólo él y Dios sabe lo que pasó. ¿Y quienes somos para juzgar su acto? Nadie. Pero ahora, creo que deberíamos replantearnos algunas cosas, reflexionar y ver que sucede.
¿Éste lamentable hecho es algo aislado? ¿No son varios hechos similares que vivimos padeciendo? ¿Y nada podemos hacer? ¿Y quién tiene que hacer algo? ¿Es una cuestión que deben resolverla los altos grados de la fuerza? ¿O podemos aportar algo desde nuestro lugar? ¿Se puede prevenir un hecho futuro similar?. Muchas veces escuché decir que somos una gran familia, y ahora me pregunto, ¿somos una gran familia? ¿Si a un hermano o un hijo le está pasando algo, que haríamos? ¿y si somos una gran familia, incluye también a nuestros hijos o a nuestras parejas? Porque si algo me pasara me encantaría saber que la institución pudo ayudar a mi familia. ¿Y qué podemos hacer? ¿Cuál es la medida más correcta para tomar? ¿Existen cuestiones de fondo? ¿Acaso en la vida no hay un cúmulo de cuestiones que nos afecta diariamente? Porque el trabajo, la familia, las deudas, las relaciones con otras personas, todo eso forma parte de nosotros. No se pueden separar las cosas, nuestra vida es una, todos somos una persona todo el tiempo. Y me pregunto, si no podemos ayudarnos entre nosotros, ¿estamos preparados para cumplir con nuestra función de servir a la comunidad, ayudarla y protegerla?.
Sólo me resta darle mis condolencias a su familia, ellos son los que van a cargar con el peor sufrimiento.
Al resto de mis camaradas sólo los invito a pensar, porque pensando construimos, pensando creamos, pensando nos cuidamos y quizás podemos ayudar a alguien más.

Que en paz descanses, subinspector Machado”.


Diario Prensa

Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.