Ortiz fue sorprendido conduciendo e intentó eludir a la Policía. Está detenido.

POR ATROPELLAR Y ARRASTRAR MAS DE DIEZ CUADRAS A UNA CHICA FUE CONDENADO EN EL AÑO 2009 A 12 AÑOS DE PRISION Y A 10 DE INHABILITACION PARA MANEJAR.

Personal de la División Delitos Complejos debió intervenir en un hecho que aconteció en el día de ayer en Ushuaia, cuando Emiliano Ortiz, un sujeto que se encuentra excarcelado pero todavía en período de cumplimiento de condena por el delito de homicidio y también inhabilitado para manejar por diez años, fue descubierto manejando un rodado en plena San Martín.
Al sentirse observado por personal policial, Ortíz habría intentado eludirlo, dándose a la fuga en una peligrosa maniobra que puso en riesgo la integridad física de los uniformados.
Al cierre de la presente edición, el caso estaba siendo evaluado por la Justicia, dado que el hombre protagonizó un conmocionante hecho en el año 2008, cuando en momentos en que corría picadas embistió a una joven y arrastró su cuerpo por más de diez cuadras, hasta que llegó a su domicilio. También le causó heridas graves al muchacho que caminaba junto a la chica, quien debió ser internado en terapia intensiva.
Vale destacarse que cuando ocurrió ese episodio, que mereció el repudio de la sociedad por su sangre fría, al no detenerse cuando embistió a la pareja, no socorrerla y darse a la fuga llevando debajo de su vehículo enganchada a una de sus víctimas por más de un kilómetro, ya pesaba sobre Emiliano Ortiz un fallo condenatorio del Juzgado Municipal de Faltas que lo inhabilitaba para conducir por violar precisamente inhabilitaciones anteriores del año 2006 y 2007 (ver aparte). Este dato no es menor, ya que lo ubica en situación de desobediencia reiterada con la posibilidad de que deba volver a prisión para completar de manera efectiva la condena, perdiendo así definitivamente el beneficio de libertad condicional de la que gozaba hasta ayer.
Emiliano Ortiz, en principio, fue interceptado y detenido en un eficaz procedimiento por personal policial en inmediaciones de la esquina de San Martín y Lasserre, encontrándose ahora supeditado a lo que decida el Juzgado de turno.


LOS HECHOS

ORTIZ MATO A UNA CHICA DE 17 AÑOS Y CAUSO LESIONES GRAVISIMAS A UN JOVEN DE 19 CUANDO CORRIA PICADAS AUTOMOVILISTICAS EN LA CALLE 12 DE OCTUBRE.

Jesica Espíndola, de 17 años de edad y Jonatan Fabián Angel, de 19, intentaban cruzar la calle 12 de Octubre al 400, cuando de repente fueron embestidos por un automóvil Fiat, de color oscuro, chapa patente VFI 116, que apareció desde la negrura de la noche, a toda velocidad, sin darles tiempo a nada.
En el impacto, Jonatan voló más de diez metros antes de caer pesadamente sobre el pavimento, con serias lesiones. Le diagnosticaron politraumatismos, fractura de tibia y peroné en pierna izquierda y un traumatismo severo de cráneo, con pérdida de conocimiento. Vanina corrió peor suerte: murió luego de quedar atrapada debajo del rodado y de ser arrastrada por más de mil metros. El conductor, identificado como Emiliano Gabriel Ortiz, de 21 años en esa época (hoy de 30), no se detuvo hasta que llegó a su casa, en la calle Los Zorzales al 1500. Allí solo después de hablar con sus familiares, volvió a salir a la calle para dirigirse a la comisaría, en donde se entregó.
En el año 2009, Ortíz fue condenado a 12 años de prisión y aunque la parte querellante había pedido que se lo inhabilitara para conducir a perpetuidad, el fallo consistió en una prohibición para conducir por 10 años. En la misma oportunidad, también fue condenado a 2 años de prisión en suspenso a Hugo Filiberto Álvarez Calisto, consignado como la persona que corría picadas con Ortiz al momento del siniestro fatal.


Cuando las prohibiciones de manejo entrar por un oído y salen por el otro…

OTRA VEZ VUELVE A INSTALARSE EL DEBATE SOBRE COMO DEBE PROCEDER LA JUSTICIA ANTE CASOS DE REINCIDENCIA SIN SOLUCION DE CONTINUIDAD.

Cuando Emiliano Ortiz atropelló a la adolescente Vanina Espíndola, tenía reiteradas prohibiciones de manejo dictadas por el Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Ushuaia. La última databa del 26 de marzo de 2008, o sea, de tres meses antes de que le pasara por encima a la jovencita y a su novio.
En esa ocasión lo habían sancionado por violar inhabilitaciones anteriores que se remontaban al 2006 y 2007. Solía manejar
sin cédula verde, sin RTO ni seguro. En el 2006 la jueza Adriana Pérez Torres lo había inhabilitado por 8 meses y como no la respetó, en 2007 se le amplió la prohibición de manejar a 32 meses. “Debido a que no se ha logrado encauzar la conducta transgresora, reincidiendo en su conducta y evidenciando un total desprecio por el cumplimiento de la normativa local”, rezaba la resolución judicial de la magistrada, al fundamentar el incremento de la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.