Preocupa la desaparición de Carlos Duarte Luna

Rescatistas buscan a una persona extraviada en cercanías de Tolhuin

Rescatistas buscan a una persona extraviada en cercanías de Tolhuin

EL HOMBRE SALIO DE SU DOMICILIO EN TOLHUIN EL MARTES PASADO Y NO SE SUPO MAS DE EL.

Ayer personal policial con perros de rastreo continuó la búsqueda en Aguas Blancas, sin ningún resultado.

A siete días de haberse ausentado diciendo que iba a dar una vuelta por el bosque con tres perros, Carlos Nicolás Duarte Luna, sigue siendo buscado por integrantes de la CAU, Comisión de Auxilio de Ushuaia, personal policial de la localidad de Tolhuin y voluntarios, sin ningún tipo de novedad.

Como ya publicara Diario Prensa, el sujeto, de contextura delgada,  1,80 m de altura, calvo con cabello en los laterales del cráneo, tupida barba candado, vistiendo pantalón de jean y campera de abrigo de colores rojo y azul (ver foto), fue visto por última vez el día 30 de abril cuando salió del domicilio en el que temporalmente estaba alojado luego de que se incendiara la casilla que había ocupado en cercanías de un aserradero, sin que nada más se supiera de él.

La ausencia de Duarte Luna fue denunciada por Andrés Martínez Nacere, quien refirió que su amigo salió de la cabaña Nro 4 conocido como complejo “del gobernador”, en calle Gendarmería Nacional al 1600,  en la que temporalmente residía, a las 17 del martes pasado diciendo que iba a caminar hasta la Laguna Varela.

Otra versión indica que fue visto pasar caminando por la Ruta Nacional Nro 3 frente a la Chacra de López, acompañado por perros, en dirección norte.

 Ayer en la sexta jornada de búsqueda, personal de la División Servicios Especiales con perros de rescate recorrió la zona de Aguas Blancas y del cerro Jeujepén, sin encontrar ningún tipo de rastro, tal como ocurrió cuando se rastrillaron  otras zonas próximas a Tolhuin.

DETENIDO POR ROBAR UN AUTO

Carlos Nicolás Duarte Luna nació en Buenos Aires pero circunstancialmente decidió viajar a Tolhuin desde donde hace poco tiempo atrás intentó trasladarse a Ushuaia, pero no de la mejor manera.  Luego de que se incendiara la casilla en la que estaba alojado en la localidad mediterránea, el hombre se subió a un automóvil que no era de su propiedad y emprendió el viaje hacia la capital fueguina, siendo detenido en un control de rutina de Gendarmería Nacional.  Cuando le solicitaron algún tipo de documentación que acreditara su identidad, el conductor manifestó que la había perdido en un incendio, por lo que fue trasladado a Tolhuin en donde quedó detenido al constatarse que el vehículo no le pertenecía.

ANTECEDENTES

Amigos de la persona buscada comentaron a Diario Prensa que temen por la suerte que ésta haya podido correr, no solo por las bajas temperaturas propias de la época del año, en caso de que permanezca todavía extraviada en el bosque, sino también por su endeble equilibrio mental, en el supuesto de que haya logrado viajar a Ushuaia o a Río Grande.

“Carlos es un muchacho al que hemos tratado de tenderle una mano siempre” – comenzó relatando un vecino de Tolhuin.

“El es de Buenos Aires, en donde estuvo internado en más de una ocasión en establecimientos psiquiátricos. Después viajó a Ushuaia y desde ahí se vino para acá. Estuvo viviendo con una señora que lo alojó en una piecita que tenía en el fondo del patio, después lo tomaron en un aserradero y le dieron una casilla para que viviera, que se incendió. Al día siguiente lo encontraron durmiendo en un auto en una calle del pueblo y cuando la Policía le golpeó la ventanilla para pedirle la documentación dijo que se le había quemado todo en el incendio. Los policías se compadecieron de él y no insistieron en pedirle los documentos pero ese mismo día Gendarmería lo detuvo en la Ruta 3 transitando hacia Ushuaia con el auto que en realidad era robado. Ahí sí quedó detenido pero salió enseguida y nuevamente la gente lo ayudó y alojó en una cabaña, hasta que finalmente desapareció. No parece una mala persona por eso siempre encuentra a alguien que le tiende una mano, pero los que lo conocemos estamos preocupados porque sabemos que sufre de alucinaciones por sus adicciones y que su salud mental es endeble. Por eso le pedimos a la gente que pueda cruzárselo que avise a cualquier comisaría que le quede cerca, para tener la tranquilidad de que no le pasó nada malo. Ojalá que haya hecho dedo en la ruta y alguien lo haya llevado a Ushuaia o a Río Grande y que esté bien”.


Edición:

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.