Recrudece la interna entre el Gobierno y la Armada tras el “error” en el informe sobre el ARA San Juan

La interna entre la Armada Argentina (ARA) y la Casa Rosada está al rojo vivo.

Así quedó demostrado ayer cuando la Marina debió salir a desmentir una información que había difundido la jefatura de Gobierno, a cargo de Marcos Peña, que indicaba que el submarino desaparecido ARA San Juan había navegado muy cerca de las Islas Malvinas.

Como se demostrará en el desarrollo de esta nota, la propia Armada ya había descubierto el error, sin embargo, le entregó al Ministerio de Defensa, a cargo de Oscar Aguad, los documentos que conllevaron a inferir que el buque de guerra había navegado prácticamente sobre la costa malvinense, algo imposible por la escasa profundidad de las aguas en ese sector.

Desde el gobierno nacional prometieron investigar el escándalo. “El submarino ARA San Juan no estuvo en operaciones en las cercanías de las islas Malvinas durante el viaje en que desapareció“, sostuvo en un comunicado difundido ayer.

A párrafo seguido se explica que la información confidencial entregada por el ministro Peña a los diputados de la Nación era tan solo “un proyecto de mensaje naval con anotaciones manuscritas referidas al área de operaciones“, pero “esas anotaciones no formaron parte de las instrucciones impartidas ni al submarino ARA San Juan ni a ninguno de los buques pertenecientes a la Flota de Mar de la Armada Argentina”.

Y finaliza: “Esto es así porque la anotación adolecía de errores al momento de determinar el área de operaciones. El mensaje naval oficial se encuentra en manos del Poder Judicial de la Nación y determina el área Alejandra de modo preciso, sin raspaduras, tachaduras ni enmiendas y con el número electrónico de transmisión que automáticamente asigna el sistema de comunicaciones navales (CESU17A0022 552/ 117)

Infobae lo adelantó el 4 de febrero. El documento, que lleva la firma del comandante del ARA San Juan, Pedro Martín Fernández, precisaba que el área “ALEJANDRA”, es decir la zona marina donde el submarino debía realizar las “tareas secundarias” de relevar a la flota y la aviación británica que opera en Malvinas, tenía como longitud y latitud las siguientes coordenadas:

– 55°00’S 66°06’W
– 55°12’S 66°06’W
– 55°12’S 65°40’W
– 55°00’S 65°40’W

Esa era la derrota original. Está fechada el 24 de octubre, y como se puede apreciar en la gráfica que ilustra esta nota, está fuera del área Malvinas, aunque pasa muy cerca. Esta orden de operaciones fue entregada al capitán del San Juan por sus superiores el 24 de octubre de 2017 con la identificación 04-17 “C”.

Es en ese sector donde el capitán Fernández reportó en una navegación anterior que los sonares habían detectado “el rumor de un submarino nuclear”, presumiblemente inglés.

Los expertos que conocen el mar argentino describen el lugar como de “aguas profundas, de oleaje importante, sin tierra y fuera de la zona que el Reino Unido se adjudica como propia a partir de la celebración de tratados internacionales que fueron firmados por la Argentina en Madrid, en 1990.

El 3 de octubre de 2017, es decir 21 días antes de la orden de operaciones final, a mano alzada se tacharon las dos ultimas posiciones y se especificó -siempre de manera manuscrita- que en vez de las longitudes y latitudes antes mencionadas, el ARA San Juan debía navegar por las siguientes coordenadas:

– 52°20’S 67°30’W
– 52°00’S 67°30’W
– 52°20’S 67°57’W
– 52°00’S 67°57’W

Como se aprecia en la ilustración, estas coordenadas forman un área muy cercana con la costa de las Islas Malvinas, aguas de muy poca profundidad no aptas para un submarino. Por eso, para comprender esta situación, una vez más vale repasar las fechas.

El “volante rectificativo” fue realizado 21 días antes de la orden de operaciones que además, abarcaba otras tres áreas: “ALESSIA”, “ESPERANZA”, y JULIANA”. Es decir que quedó invalidado por el mandato del 24 de octubre y que está firmado por el capitán de navío Claudio Javier Villamide, el Comandante de la Fuerza de Submarinos; y por Héctor Alonso, el capitán de navío que por entonces era el Jefe del Estado Mayor del Comando de la Fuerza de Submarinos.

Pero si el error ya había sido enmendado, ¿por qué razón la Armada le hizo cometer al Jefe de Gabinete semejante yerro ante los diputados de la nación? Los documentos publicados en esta nota demuestran que la marina había detectado y corregido el error hace varios meses.

Furiosa por la equivocación -que podría tener consecuencias diplomáticas-, la oficina del jefe de Gabinete le solicitó explicaciones al Ministerio de Defensa, oficina que firmó la información errónea presentada por el Gobierno en la Cámara de Diputados.

En un comunicado de prensa difundido ayer, además de desmentirse a sí misma, la Armada reconoció que el resto de la documentación entregada a Diputados es cierta. Esto es: que se había ordenado realizar inteligencia sobre buques ingleses, como el “FPV PROTEGAT” y “AERONAVES RAF 130 Y AERONAVES DE GOBERNACIÓN MALVINAS”


Edición:
Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

print

Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.