Secuestran dos teléfonos en calabozos penitenciarios

Secuestran dos teléfonos en calabozos penitenciarios

Caso de la estafa a un comisario por reclusos de la alcaidía de Ushuaia.

El titular del Juzgado de Instrucción Nro 1 del distrito judicial sur, Ignacio De Gamas Soler, dispuso allanamientos en la sede penitenciaria de Deloqui y Lasserre y en tres domicilios de la capital fueguina, arrojando las medidas resultados áltamente positivos.

En relación al hecho publicado en exclusiva por Diario Prensa Libre en su edición del pasado viernes, surgieron novedades que se espera permitan esclarecer completamente la estafa en la que resultó damnificado un miembro de la institución policial fueguina, actualmente retirado.
Se trata de otro caso delictivo que vuelve a tener como escenario las dependencias del Servicio Penitenciario y que es protagonizado por internos de ese organismo estatal provincial.

Los hechos

El comisario mayor Ramón Isidro Barrios, actualmente en situación de retiro y – según sus dichos – radicado en Ushuaia y no en la provincia de Corrientes, como se consignó en la edición anterior, publicó un aviso clasificado en las redes sociales para intentar vender su casa de Río Grande, en la suma de 5 millones de pesos.
Al poco tiempo recibió el llamado de un hombre que se manifestó muy interesado en adquirir el inmueble, con quien acordó el pago de una seña de 150 mil pesos. En un todo de acuerdo ambas partes, en lo que parecía ser una operación inmobiliaria normal, Barrios le proporcionó a su interlocutor el CBU (Clave Bancaria Uniforme) y la denominación del banco, para que éste pudiera transferirle el monto establecido para reservar la propiedad. 5 minutos después los embaucadores comenzarían a ejecutar la parte más audaz del plan al llamarlo nuevamente para referirle que ya le habían hecho la transferencia de la seña pero que por el monto que se trataba la operación estaba en proceso y que requería de su colaboración para que se concretara. El supuesto comprador, quien sería uno de los presos involucrados en la causa, le advirtió a la víctima que lo llamaría un oficial bancario para darle indicaciones sobre cómo proceder, cosa que ocurrió en la voz de otro hombre que se identificó como empleado del banco TDF, al parecer un reo también alojado en la alcaidía.
La información oficial dada a conocer sobre el tema indica que “La Policía de la Provincia, a través de la División Delitos Complejos de la ciudad de Ushuaia recepcionó una denuncia penal de un jubilado, quien manifesto haber sido engañado por terceras personas mediante estafa del tipo telefónica, accediendo los malvivientes a su home banking, donde le gestionaron un préstamo de más de 150 mil pesos, para luego transferirlo a diferentes cuentas bancarias. El evento se originó a raíz de que esta persona jubilada de la administración pública, fuera estafada mediante un sorprendente engaño telefónico el cual comenzó a raíz de una venta de vivienda que este hombre damnificado tenia publicada en las redes sociales.
Así, los malvivientes muniendose de información personal, haciéndose pasar como interesados del inmueble, fueron llevando con su engaño delictual al jubilado para que otorgase la cuenta bancaria para realizar un adelanto como seña; es así, que en ese transcurso, fue recibiendo llamadas telefónicas con indicaciones por un supuesto hombre que se hizo pasar como agente bancario para que brindara información personal como ser, claves de home banking entre otras, para que los delincuentes pudieran consumar la estafa en cuestión, aprovechando la vulnerabilidad, el engaño y desconocimiento de la víctima.
Una vez ello, habiendo tomado posesión de las claves bancarias, los estafadores ingresaron a la cuenta y gestionaron un préstamo de más de $150.000 pesos, y lo redujeron junto a otro monto ahorrado por la víctima, mediante transferencias a otras cuentas bancarias, inhabilitando de esta forma al denunciante para poder impedir la manipulación de su cuenta, y concretar la consumación del delictivo proceder. Habiendo culminado el hecho, el denunciante pudo advertir la maniobra y a última hora del día, dio aviso a las autoridades bancarias para bloquear sus accesos, siendo esta una maniobra tardía para el raid delictual.
De esta manera, la División Delitos Complejos Ushuaia, tomo intervención directa con el caso, a fin de profundizar con la maniobra ilícita perpetrada y poder investigar el hecho para determinar la autoría de la estafa cometida contra un jubilado de la provincia; en virtud de lo expuesto se establecieron diversas averiguaciones practicadas, y con la reunión de los elementos de convicción, se pudo establecer en principio que parte del dinero sustraído, había sido transferido a cuentas bancarias de dos ciudadanos residentes en la ciudad capital y a una tercera que viviría en Río Grande.
Así las cosas, gracias a la rápida colaboración de las autoridades bancarias del Banco BTF, y a los trabajos investigativos de la Policía, se pudo determinar que personas involucradas, estaban intentando retirar el dinero objeto de la estafa, no pudiendo lograr el cometido por el bloqueo de dichas cuentas.
Continuado ello y conforme a las pesquisas el caso, el personal policial pudo aprehender en plena vía publica del casco céntrico de la ciudad de Ushuaia, a dos personas mayores de edad – Marcela Beatriz Leberón de 50 años de edad y José Abelardo Legue Legue de 65- en las afuera de una sucursal bancaria del Banco BTF quienes intentaban retirar gran parte del dinero en efectivo involucrado en la estafa; por lo que fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Nro. 1 del Distrito Judicial Sur a cargo de Juez Javier de Gamas Soler; quien dispuso la detención de las personas demoradas, para luego ser alojadas en instalaciones policiales”.
La gacetilla oficial agrega que “conforme fueran emergiendo nuevos elementos de la pesquisa, se continuaron con las labores investigativas, pudiéndose obtener, una posible autoría como responsable material de la maniobra de estafa telefónica, a un recluso alojado en las instalaciones del Servicio Penitenciario local, quien se encuentra purgando condena por robo calificado a mano armada, quien habría sido el responsable de la maniobra ilícita objeto de investigación. Por ese mismo motivo, el juez dispuso también entre varios tipos de medidas de orden legal, allanamientos para la unidad de detención de Ushuaia, para dos domicilios de la ciudad capital y un allanamiento para un domicilio de la localidad de Rio Grande, a fin de procurar el secuestro de elementos de interés que estén vinculados con la investigación en curso”.
El parte destaca también que la estafa al efectivo policial no sería la única, dado que “de la investigación se obtuvo tras el estudio de las cuentas bancarias de los sujetos involucrados, la existencia de indicios vehementes que conducirían a otras estafas telefónicas de la misma modalidad delictiva, donde habrían sido estafados otros ciudadanos del ámbito local. La investigación judicial continúa y no se descartan nuevas medidas en los próximos días”.

Resultados positivos

Diario Prensa Libre pudo confirmar que luego de realizados los allanamientos dispuestos por el juez que interviene en la causa, Ignacio Javier De Gamas Soler, se secuestraron dos aparatos de telefonía celular en los calabozos del Servicio Penitenciario Provincial, en poder de dos reclusos.
Se encuentran investigados en los hechos acontecidos, los internos Cristian Emanuel Fuentes, Luis Nicolás Aguilar y un tercero de apellido Varela, aunque sería el primero de los nombrados el más comprometido.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.