Sobre cómo cuatro brasileros se dieron la gran vida en Ushuaia con tarjetas clonadas

Sobre cómo cuatro brasileros se dieron la gran vida en Ushuaia con tarjetas clonadas

TENIAN EN SU PODER DOS RELOJES DE MAS DE UN CUARTO DE MILLON DE PESOS CADA UNO, PERFUMES IMPORTADOS, ROPA Y CALZADOS DE PRIMERAS MARCAS, BOLETOS POR PASEOS EN HELICOPTERO Y TICKETS POR OPIPARAS COMIDAS CON CENTOLLA Y VINOS AÑEJOS, ADEMAS DE DECENAS DE TARJETAS DE CREDITO Y DEBITO APOCRIFAS.

Se estima que se trata de una banda que opera internacionalmente y que se valió de tecnología de última generación para la obtención de datos e impresión de los plásticos. Tres de los sujetos están presos en Ushuaia y el cuarto, en los calabozos de la PSA en Aeroparque. Habían llegado a la provincia cinco días antes de ser detenidos. Ayer viajó una comitiva policial a buscarlo.

Uno de los cuatro ciudadanos de nacionalidad brasilera sorprendidos in fraganti delito en momentos en que salían por segunda vez de un restaurante céntrico, luego de agasajarse con una abundante comida compuesta de centollas y otros platos típicos, regada con vinos selectos, fue capturado en Buenos Aires, en las últimas horas.
Ronaldo Ferreira Dos Santos fue detenido en Aeroparque por personal de la PSA en cuyos calabozos permanecerá hasta que una comitiva de la Policía fueguina lo escolte a Ushuaia, a fin de que comparezca ante la jueza de Instrucción María Cristina Barrionuevo.
Rodolfo Gilson Cordeiro Machado, de 33 años de edad; Armando Ferreira Camors, de 27; Ronaldo Ferreira Dos Santos, de 50 y Edson Moreira, “abonaron” las exquisiteces que seleccionaron del menú sin escatimar en gastos, con una tarjeta de débito, con total tranquilidad. No sospechaban que gracias al hábil proceder del propietario del restaurante, terminarían siendo descubiertos como integrantes de una banda delictiva que involucró a numerosas firmas locales, en un raid en el que no se descarta hayan procedido también delictivamente en otros puntos del país y del exterior.
Todo comenzó cuando al responsable de la casa de comidas Villaggio, Rogelio Pérez Righentini, el sábado 6 de octubre lo llamó por teléfono una persona que dijo haber recibido una notificación en su correo electrónico de un pago de $4.800.- efectuado en ese restaurante con su tarjeta, lo que era imposible porque él se encontraba en Buenos Aires y tenía en su poder el plástico. Ese mismo día por la noche los comensales regresaron al local de la calle San Martín pero esta vez acompañados por otros dos hombres, dispuestos a comer opíparamente como el día anterior. Ni bien terminaron, personal policial los esperaba para detenerlos, advertidos por Righentini, quien además se había valido de la tecnología de sus cámaras de seguridad para registrar las imágenes de los estafadores.
Todos tenían en sus bolsillos y en los hoteles en los que se alojaban, el Villa Brescia y Yámanas, decenas de tarjetas de crédito y débito clonadas. También se les encontraron dos relojes valuados en más de un cuarto de millón de pesos cada uno; ropa y calzado de marca con sus etiquetas, tickets de consumición de servicios gastronómicos y hasta boletos de la empresa de helicópteros HeliUshuaia, en cuyas aeronaves realizaron sobrevuelos turísticos por 14 mil pesos.
Consultadas fuentes oficiales se pudo saber que los cuatro delincuentes se encuentran privados de la libertad: Cordeiro Machado; Ferreira Camors y Moreira, en dependencias policiales de Ushuaia y Ferreira Dos Santos, en Aeroparque. Ayer, una comitiva de la División Servicios Especiales de la Policía fueguina viajó a Buenos Aires a continuar la investigación en esa ciudad y para trasladar al prófugo a la provincia.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

print

Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.