Sordomudo denunciado por agredir a una ex pareja y violar su domicilio

PODRIA CONSTITUIRSE EN EL PRIMER CASO EN TIERRA DEL FUEGO DE VIOLENCIA DE GENERO EJERCIDA POR UNA PERSONA DISCAPACITADA.

Para tomarle declaración fue necesaria la intervención de un conocedor del lenguaje de señas. El hombre de 34 años de edad, entró por una ventana a la casa en donde reside su ex pareja para rogarle reanudar la relación.

El expediente de una persona con capacidades disminuidas, residente en Ushuaia, fue elevada al Juzgado Correccional bajo la carátula “Violación de Domicilio”.
Se trata del caso de un sujeto de 34 años que el día lunes 1ero de julio del corriente año ingresó dos veces a la casa de su ex pareja, incumpliendo una restricción de acercamiento. Aunque en esa ocasión no se registraron agresiones verbales ni daños en la vivienda, el hombre traspuso una ventana en desconocimiento pleno de la moradora, constituyéndose así el delito de violación de domicilio. En ambas oportunidades la persona le manifestó a su ex pareja la intención de dialogar con el fin de reanudar la relación, pero ella le pidió que reflexionara sobre lo ocurrido y que se retirara, a lo que él se resistió.
Según el relato de la mujer todo habría comenzando a las 9 de la mañana del primer días del mes en curso, cuando en circunstancias en que estaba en la habitación de su casa se alarmó al escuchar ruidos en el comedor, encontrándose imprevistamente a su ex pareja dentro del inmueble. Relató también que al notar la angustia de él, ella accedió a mantener un dialogo pero que ante la insistencia de reanudar la relación le pidió que se retirara y reflexionara sobre su accionar, lo que finalmente hizo.
No obstante, ese mismo día a alrededor de las 13 y tras retirar a sus hijas de la escuela, se percató de que el hombre había ingresado nuevamente a su vivienda otra vez sin su autorización. En esa oportunidad cuando ella le solicitó que se retirara, él se tiró al piso y le rogó poder quedarse, motivo por el cual ella se comunicó con la hermana del hombre para que lo fuera a buscar.
Ante lo acontecido, la mujer volvió a dirigirse a la dependencia policial nuevamente, adonde había concurrido en junio, al terminar una relación amorosa que se extendió por dos años, a raíz de algunos hechos de violencia que se tramitan en el Juzgado de Familia y Minoridad Nº 2 de Ushuaia. En aquel momento se dispuso como medida proteccional la prohibición de acercamiento y de ejercer actos de intimidación, respecto del hombre hacia la mujer, las dos hijas de ella, y el domicilio que habita.
Cabe mencionar que luego de la última intrusión en el domicilio de la víctima, registrada entre las 13 y las 14.10, el Ministerio Público Fiscal dispuso la aprehensión del hombre a las 15.58 en carácter de comunicado, disponiendo más tarde que se lo dejara en libertad, previo citarlo para que se presentara en la Audiencia Única, en esa Fiscalía, fijada para el día siguiente de los hechos, es decir el 2 de julio. En esa ocasión debió convocarse a la sala de audiencias a una intérprete de lenguaje de señas, dada la condición de sordomudo del imputado.
En la audiencia y ante el planteo del defensor público, Danilo Cambio de que se derive la causa a mediación, la solicitud fue denegada por el fiscal de turno, Daniel Curtale, quien finalmente elevó el expediente al Juzgado Correccional de Ushuaia, por considerar que la gravedad de los hechos no ameritaba la medida requerida. De tal manera, el hombre ahora enfrenta una causa por flagrancia, en atención a las leyes referidas a violencia contra las mujeres 1022 y 26.485.
La persona discapacitada imputada podría ser condenada a una pena de seis meses a dos años de prisión en suspenso solo por la violación del domicilio de su ex pareja, sin considerar la sanción que derive por los hechos de violencia acontecidos al momento de concluir la relación.
En este tipo de casos se suelen sumar a la condena otras medidas, como restricción de acercamiento, obligatoriedad de firmar diariamente el libro de registro en dependencia policial, prohibición de ausentarse de la provincia y, en los casos que así se determina por la realización de pericias, el sometimiento a una terapia psicológica y/psiquiátrica.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.