Es una obra del artista Antonino Pilello y fue inaugurada por el intendente Walter Vuoto, en el año 2017.

Un ave que abraza la historia de Ushuaia

En la Plaza Cívica de Ushuaia, cerca de la costa, se levanta desde mediados de 2017, una obra escultórica en homenaje a los antiguos pobladores que arribaron a la pequeña aldea que hoy se convirtió en una pujante ciudad.
En aquella jornada del primer día del invierno de 2017, el intendente Vuoto expresó su emoción “porque esta obra me remite a doña Esther Fadul o a Victoria Padín, entre tantas otras antiguas pobladoras que como joven ushuaiense me marcaron con su ejemplo. Ushuaia se fue forjando así, recibiéndonos a todos, a cada inmigrante que vino a esta querida tierra para vivir, desarrollar su familia y ser feliz. Para mí es una doble emoción de ushuaiense, de fueguino, de intendente y joven, estar inaugurando lo que hace más de 20 años atrás un grupo de locos lindos imaginó y otro grupo de locos después ejecutó. Vaya mi reconocimiento a aquel intendente que fue Mario Daniele a quien respeto mucho y con quien me identifico en la lucha de todos los días. Justamente de eso se hacen los sueños, de esa lucha por poder lograr lo que queremos concretar, tal como nuestros pioneros crearon y fundaron Ushuaia, y todos los que después eligieron que esta ciudad fuera su tierra”.
El artista Antonino Pilello explicó que su obra, edificada en cemento, representa el Monte Olivia hecho media luna y transformado en un albatros que con sus alas envuelve la historia de Tierra del Fuego y que mira hacia el mar, hacia donde sale el sol. En el sector exterior se pueden ver máscaras shelknam, la choza del hain, la canoa de los yámanas, las fragatas, los buques trayendo a los inmigrantes, la cárcel y el trencito. También hay dos personas serruchando estibas de un tronco para calefacción, un carpintero que está construyendo una casa, una mujer con su hijo en brazos y en representación de la familia, luego la iglesia, y más allá dos personas plantando un árbol bandera. En las alas del albatros hay cinco aberturas por donde se ve la luz y pasa el aire. Y en el pico del ave hay un fuego y dos aborígenes y dos inmigrantes, contemplándolo. El monumento cuenta con ocho columnas por cada ala, con la representación de todas las corrientes migratorias.


Diario Prensa

Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar