Una casa destruída y dos con pérdidas casi totales, a causa de una falla eléctrica

Una casa destruída y dos con pérdidas casi totales, a causa de una falla eléctrica

El fuego arrasó con varias casas, a una cuadra de donde un día antes se había incendiado otra vivienda, en el barrio Guemes.

 

El fuego parece haberse ensañado con el sector de la ciudad que se extiende entre las calles Onas hasta el punto en el que confluyen Deloqui y Gobernador Paz, en donde en apenas 24 horas al menos cuatro viviendas (al cierre de la presente edición los bomberos continuaban combatiendo el fuego) fueron afectadas por voraces incendios.
El horas del mediodía del miércoles 18 de noviembre, un obrero que trabajaba en una obra de ampliación en la casa 7 del barrio Guemes, propiedad de la familia Picone, habría causado accidentalmente un siniestro en momentos en que manipulaba una soldadora. En la oportunidad las llamas y el humo causaron que dos integrantes del plantel bomberil del Cuartel Central, sufrieran un principio de intoxicación. Los moradores pudieron salir por sus propios medios, sanos y salvos pero el inmueble registró importantes pérdidas materiales. Ayer, un día después, nuevamente los bomberos debieron acudir a una cuadra del siniestro antes mencionado, en Gobernador Paz 1428, en donde al parecer por una falla eléctrica, se incendió completamente una vivienda de madera y chapa, propiedad de la familia Lumbrera. Las gigantescas llamas y la alta temperatura rápidamente provocaron que las casas próximas también entraran en combustión, debiendo ser evacuadas tornándose titánica la tarea para los servidores públicos.

Ultimo momento

El propietario de la casa arrasada por el fuego, José Luis Lumbrera, de 37 años de edad, refirió que en momentos en que junto a su hijo estaban guardando las pertenencias de su madre fallecida hace una semana atrás por COVID, escucharon una fuerte explosión que provenía del comedor. Cuando se dirigieron a ver qué había ocurrido – siguió relatando – observaron que detrás de la heladera había fuego, saliendo ambos rápidamente al exterior para ponerse a salvo, previo a cortar el suministro eléctrico.
La alta combustibilidad de los materiales provocaron que en minutos la casa se convirtiera en una hoguera que se extendió por los fondos al departamento 1 de la calle Patagonia 268, ocupado por Marcela Leiva y al Dpto. 2, en Patagonia 248, de María Julia Manildo.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.