Ushuaia y Río Grande le dijeron NO al aborto indiscriminado

Ushuaia y Río Grande le dijeron NO al aborto indiscriminado

Ante el inminente tratamiento en el Congreso de la Nación del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, que será incluido en el temario de sesiones extraordinarias de la Cámara, las ciudades fueguinas manifestaron su firme oposición.

 

Los fueguinos salieron a la calle de manera multitudinaria, con vehículos embanderados con eslogans como “Caravana por la vida”, “En defensa de las dos vidas” y “Salvemos a las dos vidas”, para oponerse de plano a que en nuestro país se cree una ley que habilite a las mujeres a practicarse abortos de manera “libre y gratuita” y de modo inconsulto con los padres, cuando se trata de gestantes menores de edad.

Este sábado se realizó en Ushuaia y en Río Grande multitudinarias caravanas y actos “por la vida”, con el objetivo de sentar postura sobre el tratamiento en el Congreso de la Nación el próximo martes 1ero de diciembre del proyecto tendiente a legalizar la práctica del aborto ante la sola manifestación de la mujer gestante, en establecimientos públicos y privados de salud, de manera gratuita e inclusive, con la total prescindencia de la voluntad de los padres de la embarazada menor de edad.
La marcha fue organizada por organizaciones pro vida bajo el lema #SalvemosLasDosVidas, quienes lograron despertar el interés de la comunidad de modo masivo.
Los vecinos se concentraron en el cartel de Ushuaia a las 15 del sábado último, desde donde iniciaron el recorrido bajo el lema “Alcemos la voz por los que no lo pueden hacer”. El recorrido fue por toda la calle San Martín y desde allí hasta llegar a Antártida Argentina para descender luego a Maipú y encaminarse hacia la rotonda de las banderas, desde donde se regresó para pronunciar una oración en la glorieta del Paseo de las Rosas.
Al llegar a la glorieta uno de los oradores el pastor Hugo Mullión afirmó que “esto también tiene que ver con nuestro gobernador y nuestro intendente porque ellos tienen los elementos y los argumentos para decirles a nuestros legítimos representantes en la Cámara de Diputados que tengan cuidado con lo que hacen porque la mayoría está pensando y cree en el valor de las dos vidas y la mayoría está haciendo y se está pronunciando y estamos saliendo a las calles para decirles que tengan en cuenta esto”.
A su turno la referente Silvia Ferrara de las organizaciones Con Mis Hijos No Te Metas y Salvemos las Dos Vidas manifestó que “creo que los vecinos se han sumado porque hay conciencia y nuevamente, como ha ocurrido anteriormente, Ushuaia volvió a decir que está a favor de las dos vidas. Pese a que el pueblo argentino dijo que no al aborto y quedó demostrado que Argentina es pro vida, lo preocupante es que el actual presidente Alberto Fernández volvió a presentar el anteproyecto de la legalización del aborto y a la par presentó otro anteproyecto denominado “de los mil días” que es para la mujer que desea tener un hijo, creándose así la categoría de hijo deseado y no deseado”.
El sacerdote Fernando García, de la Parroquia Nuestra Señora de la Merced de la congregación Salesiana dio asimismo su punto de vida: “Jesús está vivo y quiere que todos tengamos vida. Nosotros decimos sí a las mujeres y sí a la vida. Estamos por la vida, por la vida de todos y eso es lo que queremos”.
En Río Grande, el pastor evangelista Jorge Cayo manifestó, rodeado de una gran cantidad de manifestantes que confluyeron en la plaza de Las Américas: “Es triste que se quiera avalar la muerte acá en la Argentina”. El religioso le pidió a los diputados y senadores “responsabilidad”.

Opinan los vecinos

Juan Carlos Romero: “Lo más importante que existe es la vida, no importa si son dos, tres o cuatro, la vida es importante. Estoy acá para levantar la voz por aquellos que no tienen voz como en este caso son los bebes que están en gestación. Creo que desde la misma concepción comienza la vida. Yo no estaría acá si mi madre hubiese decidido no seguir con el embarazo. Todo lo contrario, por eso le doy gracias por su amor y porque me dio la oportunidad de poder estar acá defendiendo todas las vidas. Creo que toda vida vale por eso vinimos a decirles a nuestros representantes que tengan en cuenta el valor de la vida y que no hay nada más lindo que la vida. También quiero que nuestros representantes sepan que no somos pocos, que somos un gran número y que así como ellos nos representan porque nosotros los hemos elegido, esperamos que hagan su trabajo con la dignidad que corresponde, sabiendo que hay muchísima gente que están a favor de la vida”.

Claudia Bruno: “Me parece que es un momento muy inoportuno para que en nuestro Congreso se trate un tema así, habiendo tantas necesidades urgentes como son la economía, la pobreza y la inseguridad, entre otros. Que estén enviando en este momento esta ley al Congreso es muy sugestivo. Nunca voy a estar de acuerdo en que estemos pensando en matar a una persona para que otra persona pueda salir de la situación circunstancial que esté atravesando”.

Mirta Pérez: “El día 17 de noviembre, el presidente Fernández nos hizo conocer sus convicciones y comenzó su discurso diciendo “querido pueblo argentino…”, pero luego nos manifestó que enviaría al Congreso dos proyectos de Ley: El primero que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo, donde me di cuenta que no somos su “querido pueblo…” ya que si fuera así no mandaría a este pueblo a matar. Desde el Gobierno nos dicen que se garantizará la realización del aborto en condiciones sanitarias, que aseguren la salud y la vida, pero no se aclara a quiénes. Yo le pregunto al presidente ¿qué hay de saludable cuando se saca en bolsas de basura a bebes que son destrozados, o cuando una mujer llega al hospital a realizarse un aborto y allí hay una lata para pedir colaboración para gasas y alcohol?. Si quieren una Ley de Aborto, entonces quitemos el primer derecho, que es a la vida; y aclaren que en Argentina solo algunos tendrán derecho a vivir mientras otros serán asesinados porque sus padres no tuvieron educación o no tuvieron acceso a métodos profilácticos. No aborten: no hay seguridad ni en la clandestinidad ni en los hospitales. Quedan secuelas físicas y psíquicas. El aborto no termina con una vida de siete, doce o veinte semanas. Interrumpe una larga vida y modifica la tuya”.

Colaboración periodística: Cristina Cañete


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.