Vecinos de Andorra se enfrentaron con policías para resistir un desarme

MOMENTOS DE EXTREMA TENSION SE VIVIERON CUANDO PERSONAL POLICIAL Y MUNICIPAL INTENTABA DESARMAR UNA CONSTRUCCION DE PALOS, CARTONES Y NYLON EN LA QUE PLANEABA INSTALARSE UNA PAREJA CON DOS NIÑOS PEQUEÑOS.

Varios efectivos policiales y personas residentes en el sector conocido como Barba de Viejo, en el Valle de Andorra debieron ser atendidos en el HRU por lesiones de mediana consideración producto de la violenta confrontación ocurrida. Un hombre se abrazó a una garrafa de gas y dejó salir su contenido, amenazando con prenderse fuego y hacerla estallar.

Ocho efectivos policiales debieron ser atendidos en el nosocomio capitalino después de sufrir heridas de distinta gravedad en diversas partes del cuerpo y la pérdida de piezas dentales a consecuencia de la lluvia de piedrazos y botellazos con que fueron repelidos por vecinos del Valle de Andorra, en el sector conocido como Barba de Viejo, en horas de la noche del domingo y primeras del lunes 27 de enero, informó la Jefatura de la Policía de Tierra del Fuego.
Por su parte, los habitantes del asentamiento poblacional dijeron haber sido víctimas de balas de goma accionadas por los policías, responsabilizando a los uniformados de lo sucedido.
Todo comenzó durante la tarde del 26 de enero último, cuando las autoridades municipales tomaron conocimiento de que se estaba planificando la instalación de una nueva usurpación del bosque en el sector Barba de Viejo. Al igual que las demás, esta también tenía las mismas características: unos cuantos palos entrecruzados, recubiertos de nylon grueso negro, sobre palets y con acolchados de camas suspendidos a modo de paredes.
En este lugar una pareja con dos menores pensaba instalarse, lo que motivó la intervención de la Subsecretaría de Desarrollo Territorial, de la oficina de Habitat, personal de la Comisaría de Género y Familia, de la División Policía Científica y efectivos de la Comisaría 3era.
En una primera instancia el personal del Municipio precedió a intimar a los ocupantes a retirarse voluntariamente del lugar brindandoles la opción trasladarse con los niños al albergue municipal. También se les ofreció la posibilidad de ayudarlos a trasladar sus cosas a su anterior domicilio, lo que fue rehusado.
Ante la negativa a todas las opciones propuestas y mientras el ambiente se recalentaba por la llegada de vecinos linderos y de otros sectores de Andorra, quienes le exigían a la Policía que se retirara del lugar, aduciendo que en el interior del recién levantado cubículo se encontraban los dos menores hijos de la pareja, llorando, comenzaron a volar piedras, botellas y otros elementos contundentes en la oscuridad hacia el sector en donde se alineaban los uniformados.
En medio del enfrentamiento finalmente una cuadrilla de empleados municipales logró desarmar la precaria construcción.
El momento de mayor tensión se vivió cuando un hombre se introdujo en una de las carpas y abrió una garrafa de gas amenazando con incendiarse y hacerla estallar. Después de una tarea de negociación, el hombre fue detenido y trasladado al HRU.
En la causa Interviene el Juzgado de Instrucción en feria por el delito de “Atentado y resistencia a la autoridad, más el de lesiones”.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.