Violenta mujer policía pateó e insultó a un detenido esposado

Violenta mujer policía pateó e insultó a un detenido esposado

Violenta mujer policía pateó e insultó a un detenido esposado

UNO DE LOS CONDUCTORES DENOTABA ESTAR EBRIO. FUE REDUCIDO POR LOS UNIFORMADOS, INMOVILIZADO Y ESPOSADO BOCA ABAJO. EN ESA SITUACION DE INDEFENSION FUE AGREDIDO VIOLENTAMENTE POR LA HERMANA DE QUIEN MANEJABA EL OTRO VEHICULO. SE TRATA DE UNA POLICIA CON JERARQUIA DE SUBOFICIAL MAYOR.

Como una muestra flagrante de abuso policial, la suboficial de la Policía de Tierra del Fuego Mariana Sánchez, le asestó una patada a un sujeto que momentos antes había chocado con su hermana y que se encontraba completamente inmovilizado por otros efectivos. Los vecinos entregaron dos videos y numerosas fotografías a Diario Prensa a modo de prueba de un hecho más que se suma a otros abusos policiales no menos graves. Es de destacar que los policías a cargo del operativo no informaron a sus superiores del ataque de su camarada al contraventor, en un obvio encubrimiento sobre el que también la Jefatura deberá dar explicaciones a la ciudadanía.

Un siniestro vial en el que resultó con lesiones leves la conductora de un automóvil marca Toyota modelo Etios, el cual estaba al mando de Claudia Sánchez, de 46 años de edad, chapa patente OXO 575, de color blanco y que fue embestida por una camioneta Fiat Strada, del mismo color, dominio AD 094 HO, guiada por Epifanio Luis González, de 33 años de edad, terminó de una manera impensada.
Ante el asombro del personal sanitario, bomberil y de una gran cantidad de vecinos que se acercaron hasta el lugar al escuchar un fuerte estrépito de chapas abolladas, llegó una persona vestida con un pantalón de gimnasia y una campera de color fucsia y se encaminó directamente hacia donde estaba tirado sobre el pavimento el contraventor para asestarle una patada. “¡Mirá… mirá lo que hizo este hijo de puta… chocó a mi hermana…borracho de mierda!”- exclamaba la desencajada mujer que resultó ser policía, mientras uno de sus camaradas trataba de evitar que continuara con la agresión y le pedía, sin conseguirlo, que se retirara.
El detenido, cuando fue pateado, estaba inmóvil, con las manos esposadas en la espalda, semi descalzo (momentos antes había sido reducido y perdió una bota en el forcejeo) y con su gorra al lado de la cabeza (la que después de la agresión aparecería alejada de donde estaba antes del golpe de pie). Sobre su espalda, las rodillas de dos uniformados lo presionaban contra el piso. En esa situación de absoluta vulnerabilidad, en una muestra de total falta de autodominio y sin hacer honor a su investidura, la mujer le asestó cobardemente una fuerte patada. Y tenía toda la intención de continuar con su accionar violento de no haberse interpuesto a modo de barrera, otro efectivo.

El hecho, repudiable desde todo punto de vista, se suma a otros que también han ocupado lugar en estas mismas páginas y que ya se encuentran judicializados inclusive. Baste solo mencionar el castigo físico que se le infligió a un joven contraventor detenido en los calabozos de la Comisaría 2da de Ushuaia y la salvaje tortura y privación ilegítima de la libertad de un muchacho en Río Grande, por el que están acusados varios uniformados de esa localidad.
La Jefatura de Policía deberá explicar que hará al respecto del flagrante nuevo atropello de los derechos ciudadanos, independientemente de que se haya tratado de una persona alcoholizada la agredida, lo que en modo alguno justifica el maltrato.
Con toda razón, los vecinos que suministraron a Diario Prensa el material fotográfico y fílmico reflexionaron: “Si proceden así a la luz del día… qué harán los policías con los demorados y detenidos a puertas cerradas …. No?”.

EL HECHO

El jueves pasado, a aproximadamente las 21.40 y en la calle Gendarme Argentino frente al numeral 1198 se produjo un choque frontal entre un automóvil Toyota Etios, chapa patente OXO 575, de color blanco, conducido por Claudia Sánchez, de 46 años de edad, en forma ascendente y una camioneta Fiat Strada, del mismo color, dominio AD 094 HO, guiada por Epifanio Luis González, de 33 años, quien lo hacía de modo descendente.
Debido al fuerte impacto, la conductora sufrió lesiones de carácter leve en tanto González, resultó ileso.
Al pedirle el personal policial que descendiera del rodado, por notar que podría haberse encontrado en estado de ebriedad, el sujeto se negó, por lo que terminó siendo reducido entre varios uniformados,
esposado, semi descalzo y con dos policías arrodillados sobre su espalda.
Posteriormente fue trasladado al Hospital Regional Ushuaia en donde luego de ser examinado, fue alojado en un calabozo en calidad de contraventor.
El Juzgado de turno dispuso que se proceda al resguardo de los vehículos y se someta a ambos conductores a una extracción de sangre.
Debido a que Claudia Sánchez, quien se desempeña como empleada de comercio en la firma IMCOFUE SRL, instó la acción penal, González fue notificado de derechos y garantías.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.