Lo mandaron a colocar un vidrio y … robó material de protección sanitaria

Lo mandaron a colocar un vidrio y … robó material de protección sanitaria

El ilícito tuvo lugar en el sector de Salud Mental del Hospital Regional Ushuaia

Un hombre se apropió indebidamente de barbijos y máscaras destinadas al uso de los agentes sanitarios del nosocomio capitalino y quedó grabado en las cámaras de seguridad.

Héctor Damián González, un empleado de la vidriería Roca, antigua firma comercial de Ushuaia, enfrenta una causa judicial por el delito de hurto, luego de que las cámaras de seguridad del nosocomio capitalino lo mostraran apropiándose de numerosos elementos de protección sanitaria, destinados al personal del establecimiento.
Diario Prensa Libre pudo determinar que el repudiable accionar fue cometido el jueves 23 de abril, esclarecido poco después por personal policial de la División Servicios Especiales y salido a la luz recién en las últimas horas.
La causa se inició cuando las autoridades del HRU denunciaron el faltante de 50 barbijos tipo quirúrgico, de color celeste y unos 3 kits conteniendo un barbijo N95 y un par de antiparras de uso médico, cada uno.
González se encontraba en el nosocomio debido a que el Ministerio de Salud contrató los servicios de la firma que lo emplea para instalar vidrios en unos paneles metálicos que redefinen espacios hospitalarios en función de la atención prioritaria de pacientes con Covid 19.
Anoticiados los integrantes de la División Delitos Complejos de Ushuaia, iniciaron las tareas investigativas del caso, en el marco de la causa caratulada “N.N. S/hurto, que se sustancia en el Juzgado de Instrucción Nº 2 DJS, a cargo de la magistrada María Cristina Barrionuevo.
La jueza libró órdenes de allanamiento en viviendas sitas en las calles Chubut Nº 1912 y Ana Cachin Nº 67, además de la requisa personal del morador del último domicilio mencionado, en donde se encontraba Héctor Damián González.
En su casa de la calle Ana Cachín 67, la Policía encontró durante el procedimiento los barbijos y antiparras sustraídos, coincidentes en cantidad y características con las de los denunciados, localizándose además en la basura un barbijo tipo N95.
El sujeto no fue detenido pero la jueza dispuso que se lo notificara de derechos y garantías procesales y que se lo condujera a la dependencia policial para proceder a la actualización de su prontuario.
El hecho causó disgusto entre el personal sanitario nosocomial, quienes se manifestaron asombrados ante la actitud del empleado vidriero: “Este hombre se apropió de elementos que nos resultan indispensables para hacer nuestro trabajo y evitar contagiarnos. ¿No pensó que nosotros mañana podemos ser los que lo tengamos que asistir, en caso que se enferme?. Es increíble”.
González podría ser sancionado, según establece el Código Penal Argentino en sus artículos 162 y 164, con una pena comprendida entre el mes y los dos años de prisión de cumplimiento no efectivo.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.