Corradi: “La provincia debe tomar medidas porque se trata de la salud pública”

Sobre el galpón emplazado en calle Gobernador Campos 1168, en el que se denunció la existencia de medio centenar de fallecidos, se refirió el subsecretario de Políticas Sanitarias del Municipio de Ushuaia.

El funcionario resaltó que “se trata de cadáveres. No pueden ser tratados como basura, sino como lo que son, los cuerpos de vecinos de  familias de nuestra ciudad”.

El subsecretario de Políticas Sanitarias de la Municipalidad de Ushuaia, Lucas Corradi, se refirió a la existencia en el centro de Ushuaia de un galpón sin refrigeración ni otras condiciones acordes, con unos 50 vecinos fallecidos en su interior.

Sobre la situación que atraviesan familias de Ushuaia que continúan esperando poder darle disposición final a los cuerpos de sus seres queridos  fallecidos, Lucas Corradi sostuvo: “Cuando empezó la pandemia, desde el Municipio nos reunimos con el Ministerio de Salud de la provincia para definir las pautas de trabajo. Nuestra responsabilidad es velar por el correcto funcionamiento del cementerio durante la pandemia por eso se acordó que todos los casos de COVID-19 fueran a cremación, para evitar sepultura bajo tierra, salvo algunas excepciones religiosas específicas, en las que el féretro tiene un tratamiento de bóveda, como si fuera un nicho bajo tierra y que son autorizados por la provincia”.

El profesional destacó también que “más allá de la habilitación comercial que realiza la Municipalidad a la sala velatoria, la fiscalización sanitaria es de la provincia, que son quienes tienen responsabilidad en la materia. Para casos de no COVID19 se pueden sepultar, si es la voluntad de las familias, pero si son casos de COVID19 deben ser cremados, según la disposición del Gobierno de Tierra del Fuego”.

Consultado si el galpón sito en la calle Gobernador Campos 1168 cuentan con habilitación, Lucas Corradi consignó que “de acuerdo a la ordenanza 1322, la firma Ramón Oviedo está habilitada por la Municipalidad para realizar actividad comercial en la calle kayén 131, en una superficie de 162 metros cuadrados en el rubro salas velatorias/pompas funebres. El plano habilitado por el Municipio muestra dos salas velatorias, una cochera y dos pequeños depósitos para la preparación de los cuerpos. Pero no para un depósito de disposición final. Lo que se está viendo es que es casi una morgue lo que está funcionando”.

El funcionario resaltó que “el Gobierno provincial debería tomar medidas en ese sentido. Este es un tema de salud pública, porque son cadáveres. No pueden ser tratados como basura, sino como lo que son, los cuerpos de vecinos de las familias de nuestra ciudad.   Y si bien esas instalaciones están dentro del éjido urbano de la ciudad, las competencias no son municipales sino provinciales. La Municipalidad de Ushuaia no tiene competencia en ese lugar. Ocurre lo mismo cuando se abre un consultorio médico o una clínica.  No es competencia del Municipio, porque éste no tiene facultades. Es competencia de Fiscalización Sanitaria de la provincia”.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.