“En algún momento alguien ingresó con el virus al barco”, barajó Basombrío

“En algún momento alguien ingresó con el virus al barco”, barajó Basombrío

“Nadie resiste 35 días sin tener algún síntoma y algo falló”, sentenció la epidemióloga de la Municipalidad de Ushuaia. Estimó que no se está diciendo toda la verdad respecto del contacto que pudiera haber existido entre la tripulación y otro tipo de personal, y recomendó aumentar los hisopados y testeos en la ciudad.

 

La Dra. Adriana Basombrío, epidemióloga de la Municipalidad de Ushuaia, fue consultada por la prensa sobre la aparición de casos positivos de COVID-19 en un buque que supuestamente había estado 35 días aislado.
“Yo me puedo manejar a través de hipótesis, los datos oficiales son los que presentó el Gobierno provincial y en los partes se habla de los 35 días que permanece la tripulación del barco en altamar. La hipótesis que uno maneja es que no ha sido así, porque en algún lugar debe haber habido un recambio de tripulantes, o que alguna embarcación les haya alcanzado víveres y haya habido una persona asintomática”, dijo.
“Se elaboran estas hipótesis porque sabemos que las personas, por más que no tengan síntomas, transmiten la enfermedad entre dos y tres días antes de desarrollarla, y no va más allá de los 14 días”, subrayó.
Para la médica, la hipótesis de la permanencia del virus en el metal es poco probable. “Yo pienso en los lugares de mayor probabilidad con todas las enfermedades infecciosas, no en los de menor probabilidad. Los virus entran por vía respiratoria en este caso o por llevarse las manos a la cara sin habérselas lavado. Es mucho tiempo 35 días y ha habido un recambio en algún momento que no lo sabemos, el gobierno está haciendo su investigación epidemiológica y a lo mejor en el transcurso de las horas uno puede ir conociendo qué pasó”, confió.
Se inclinó por alguna falla en los controles, que no se está explicitando. “Acá puede haber habido alguna falla humana, alguna falla del equipo civil. Aunque hayan hecho cuarentena, en algún momento alguien ingresó con el virus al barco”, planteó.
“El parte de anoche habla de una sola persona que fue internada en el hospital, y el resto está con síntomas muy leves y quedó en el barco. Está muy bien que el capitán haya avisado para que el buque no tocara puerto y la gente no bajara. El año pasado sucedió, cuando todavía no conocíamos el coronavirus y estábamos en el plan de erradicación de sarampión y rubeola, no se hicieron todos los protocolos y una chica filipina tenía rubeola, llegaron a puerto y se logró controlar, pero hubiera sido mucho mejor que Prefectura dispusiera que no llegara a puerto. En este caso el capitán actuó bien, avisó y el equipo de salud se trasladó al buque a atender las personas e hisoparlas”, destacó.
No descartó más contagios dentro del barco porque “el virus es altamente transmisible. Hubo una gran cantidad de personas asintomáticas y todavía falta conocer el resto de los hisopados, porque se lo van a hacer a todos los que están dentro del barco”, dijo.
En cuanto a las implicancias de estos casos, expresó que “para la ciudad significa estar nuevamente en jaque con el virus. Nosotros insistimos en la necesidad de estar atentos con los controles, probablemente haya que testear más gente y ser más estrictos. Como siempre, apelar a la responsabilidad individual, porque hay muchísimas cosas que se están violando de la cuarentena, como el distanciamiento social, y uno lo ve diariamente cuando recorre la ciudad. Hay juntadas y eso se sabe. Así como hay gente que está asustada y cumple rigurosamente con todo, hay gente que se ha relajado”, reconoció.
“Para mi modo de ver, con la responsabilidad de coordinar la epidemiología de la ciudad que ha sido la más afectada durante la pandemia, donde están los focos en mayor número, considero que hay que ser mucho más estrictos en los controles y seguramente habrá que hacer más análisis. Se puede combinar el hisopado con el test rápido e ir viendo distintas maneras de encontrarle la vuelta para contener la situación y que no se siga dispersando el virus”, recomendó.
Por otra parte “habrá que dilucidar qué pasó, porque uno cuando se encuentra con estas cosas, va hablando con distintas personas y consiguiendo más información para cerrar el cuadro epidemiológico. En algún lugar el virus ingresó y eso es lo que hay que tratar de determinar. La investigación es imprescindible, sobre todo para dar nuevas recomendaciones, porque en algún lugar se ha fallado. Nadie resiste 35 días sin tener algún síntoma”, sentenció.
“Hoy lo que se tiene que hacer es mantener el buque amarrado en rada, pero no sé hasta cuándo se puede hacer eso. Ya hemos tenido cruceros parados muchos días. El virus está ahí y en los lugares cerrados es en donde mejor se mantiene”, concluyó.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

yo te cuido