“Esto me pasó porque no quise seguir siendo fuerza de choque de Capdevila…”

“Esto me pasó porque no quise seguir siendo fuerza de choque de Capdevila…”

COMENZO AYER EL JUICIO A MARCELO DIAZ, IMPUTADO DE TENTATIVA DE HOMICIDIO EN PERJUICIO DE OTRO EMPLEADO DE AGROTECNICA FUEGUINA.

“Me cansé de ir a apretar a empresarios, a hacer trabajo sucio y ser parte del grupo de choque de Daniel Capdevila” afirmó Marcelo Díaz, explicando al Tribunal que “yo solo lo quise asustar para que me dejara de molestar diciéndome que me había quedado sin trabajo”, en alusión a su denunciante, Felipe Mejía, a quien atribuyó el carácter de “seguridad privada” del secretario general del gremio de Camioneros.

Marcelo Oscar Díaz declaró ayer ante los jueces Alejandro Pagano Zavalía, Maximiliano García Arpón y Rodolfo Bembihy Videla, ante los que dijo que “solo disparé al aire” a su compañero de tareas en ese momento, Felipe Mejía. Afirmó que lo hizo porque “él es patovica de Capdevila y quería correrme de la empresa porque me cansé de formar parte de ir a apretar a los empresarios, de hacer el trabajo sucio que hace el grupo de choque del sindicato de Camioneros”.
Díaz, sentado frente al estrado, insistió: “Yo solo quise asustarlo. Tiré para arriba. Jamás quise atentar contra él. El se me vino encima, entonces me fui hasta mi auto y saqué de la guantera un arma calibre 22 y tiré al aire una sola vez. Tiré al techo para asustarlo porque me había hecho pasar una vergüenza terrible delante de mis compañeros. Y cuando giré para irme él me corrió a piedrazos hasta que me subí a mi vehículo y me volví a mi casa”.
Los jueces le preguntaron entonces qué rol desempeñaba Mejías, respondiendo Díaz que “él es seguridad privada de Daniel Capdevila y empleado en el área de recolección de basura en Agrotécnica Fueguina. El es patovica de Capdevila”.
En ese momento el juez Bemvihi Videla le preguntó a Díaz cuál era el sentido de que un empleado de Agrotécnica Fueguina – Mejías – lo estuviera echando de su lugar habitual de tareas en el sector de barrido y limpieza, dado que no tenía ningún cargo jerárquico en la empresa o autoridad, a lo que el enjuiciado respondió: “El es un empleado más como era yo. Lo que pasa es que Capdevila lo había mandado a correrme de mi trabajo y a decirme que no me apareciera más por el gremio porque yo había decidido salirme del grupo de choque que va a apretar empresarios, a poner tarimas, a parar las empresas y a hacer el trabajo sucio del sindicato. Yo quería solo dedicarme a trabajar en Agrotécnica Fueguina, como lo hice antes en Austral y en Vesprini”.
El magistrado volvió a dirigirse a Díaz para preguntarle ¿A usted le parece que era la forma de estar a los tiros en el lugar en donde trabajaba?, a lo que Díaz contestó: “Yo lo único que quería asustarlo porque él es una persona que me saca como tres cabezas a mí. Nunca fue mi intención al levantarme a la mañana ir al galpón a disparar como un loco, en un lugar en donde hay tantos empleados”.
Tras la lectura de los hechos por parte del representante del Ministerio Público Fiscal, por los que se lo acusa a Díaz, el Tribunal dio lugar a las actuaciones preliminares y las partes desestimaron la presencia de algunos de los 19 testigos que estaban convocados al debate.
Luego, el Tribunal llamó a prestar declaración a los testigos Felipe Mejía, consignado como víctima principal, y a Gustavo Martín Oyarzo Gallardo y a Elvio Daniel López, quienes se encontraban en el galpón de la empresa Agrotécnica al momento del hecho, en abril de 2018.
Los tres testigos desmintieron que Marcelo Díaz haya efectuado el disparo hacía el techo como declaró ante el Tribunal, sino más bien coincidieron en que los disparos del imputado iban dirigidos hacía Mejía, con quien anteriormente había tenido una disputa en una cancha de futbol.
Tras pasar a un cuarto intermedio, los jueces resolvieron reanudar el debate para mañana miércoles a las 10, para escuchar las testimoniales de tres testigos.
El Dr Eduardo Urquiza representa al Ministerio Público Fiscal, y la defensa del imputado la asumieron el defensor ante el Superior Tribunal de Justicia, Gustavo Ariznabarreta y la defensora Pública, María Eugenia Díaz.

OTRO HECHO

Marcelo Díaz enfrenta en el mismo juicio cargos por otra causa. Está acusado de haberle causado lesiones graves a una mujer, en el año 2014 y en circunstancias en que ambos estaban en el boliche bailable “El Náutico”.
Sobre ese episodio el imputado accedió a declarar ante los jueces del Tribunal, negando haber estado en el local bailable Náutico Pub, ya que “no era un lugar que yo frecuentaba”.
En consecuencia, desmintió también haberse acercado posteriormente a la guardia del hospital regional, a los fines de amedrentar a la víctima que, se encontraba siendo asistida en el lugar.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

print

Comentarios Facebook

Notas relacionadas

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.