Franca mejoría de los sobrevivientes del incendio en la Ruta J

A DAVID, DE 14 AÑOS, AFECTADO EN UN 30% DE SU CUERPO POR QUEMADURAS Y A SU HERMANO ESTEBAN, DE 24, INTOXICADO POR ASPIRACION DE HUMO TOXICO, LOS DESCONECTARON DE LA MAQUINA QUE LOS ASISTIA Y YA PUEDEN RESPIRAR POR SI MISMOS.

A 9 días de ocurrido el fatal incendio de una vivienda que se emplazaba en la Ruta J, en el que perecieron cinco personas, cuatro adultos y un menor de un año y cinco meses de edad, dos de los sobrevivientes que resultaron más afectados por el fuego y el humo caliente, pueden desde el viernes último, en el caso de David y desde el lunes 13 de enero, en el de Esteban, respirar sin asistencia mecánica.

Diario Prensa Libre pudo averiguar que el denodado trabajo del equipo médico y de enfermeros, junto al de otros profesionales de la salud de áreas técnicas, dio sus frutos. Hoy los hermanos David y Esteban Molinari, quienes se encontraban en tan grave estado que sus familiares le pidieron a la comunidad que rezaran por ellos, pudieron salir de esa situación y enfrentan ahora con mejores perspectivas el tiempo de recuperación plena que les queda por delante.

David sufrió quemaduras en el 30 por ciento de su cuerpo y debió permanecer en el área de cuidados intensivos del Hospital Regional Ushuaia, entubado y conectado a un respirador mecánico hasta el viernes de la semana pasada, cuando pudo respirar por sus propios medios. Ante su buena evolución, fue trasladado al sector de internación común, en donde continúa recuperándose. Los médicos informaron que le queda por delante un prolongado tiempo de curaciones y cirugías reconstructivas, las que por su edad y estado inmunológico confían en que superará ampliamente.

En cuanto a su hermano Esteban, el lunes fue desentubado y ya con la tráquea despejada, pudo respirar por sus propios medios. El joven de 24 años de edad había ingresado el domingo 5 de enero en estado desesperante al nosocomio, con todo el árbol respiratorio superior obstruido por la inflamación provocada por el humo caliente y tóxico. De continuar su buena evolución, el muchacho también será pasado a sala común el próximo miércoles. Hasta ese momento continuará en terapia intensiva mientras el personal hospitalario acuerda con la familia el modo de ir brindándole información sobre lo ocurrido, dado que actualmente todavía se encuentra en estado de confusión por el coma farmacológico en el que estuvo sumido.

LOS HECHOS

El domingo 5 de enero, en horas de la madrugada, se desató un incontrolable incendio en una vivienda de madera y chapa emplazada a la vera de la Ruta J, la complementaria que une la Ruta Nacional Nro 3 con Almanza.

A ese lugar había viajado una gran cantidad de jóvenes para despedir a su amigo y compañero de colegio secundario, Michael Rubén Díaz, quien iba a viajar al norte del país a seguir estudios superiores. Algunos se alojaron en la casa, propiedad del matrimonio Echague Coliague y otros en una carpa.

Por causas que están en etapa de investigación, uno de los jóvenes arrojó nafta a una salamandra que estaba cerca de la puerta, produciéndo una explosión seguida de un incendio que no le dio tiempo a quienes dormían en las habitaciones – los dueños de la casa, Michael Díaz, su pareja Ayelén Ozuna y el hijito de ambos, Maximiliano – a ponerse a salvo.

Muchos de los jóvenes sufrieron quemaduras menores y fueron atendidos en la guardia del Hospital Regional Ushuaia pero en el caso de los hermanos David y Esteban, fueron, ni bien ingresaron al nosocomio, internados en terapia intensiva y con pocas esperanzas de recuperación debido a la gravedad de su cuadro. El tiempo y sus ganas de vivir, rebatieron esos pronósticos.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

yo te cuido