La pobreza subió al 35,4% y ya alcanza a 15,9 millones de argentinos, según el Indec

El ente estadístico dio a conocer la cifra oficial de pobreza del primer semestre de 2019. Es la más alta en la era Macri.

Lejos de los deseos de “pobreza cero” que anunciaba Mauricio Macri al asumir la presidencia, el Indec informó que en el primer semestre de 2019 el número de personas por debajo de la línea de pobreza creció al 35,4%, frente al 27,3% del mismo período de 2018. La cifra representa unos 15,9 millones de personas en todo el país —cerca de 3,8 millones más que el año anterior— cuyos ingresos no alcanzan para cubrir los servicios básicos.
En tanto, la indigencia —las personas que no tienen ingresos suficientes para hacer frente a las necesidades alimenticias— trepó al 7,7%, frente al 4,9% del mismo período de 2018. Se destaca la profundización de la pobreza extrema en el proceso de deterioro de la condiciones de vida, la cual aumenta en un 57,1%.
La cifra es la más alta en la era Macri: 3,2 puntos porcentuales más desde el 32,6% que se registró el primer semestre de 2016 (entre 2007 y 2015 el Indec estuvo intervenido).
“En el primer semestre de 2019 el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza es del 25,4%; dentro de este conjunto se distingue un 5,5% de hogares indigentes. Los indicadores mencionados registran una suba de la pobreza y la indigencia con respecto al segundo semestre de 2018 y también respecto de los consignados en el primer semestre de 2018”, detalló el Indec según datos de la Encuesta Permanente de Hogares.
“Se observa entonces que durante el último año se concentraron los efectos de la política de ajuste del gobierno de Cambiemos. Se destaca la profundización de la pobreza extrema en el proceso de deterioro de la condiciones de vida, la cual aumenta en un 57,1%”, detallaron desde el Instituto de de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) que coordina el economista Claudio Lozano.
Según la consultora Elypsis, la pobreza sigue subiendo porque entre el segundo trimestre de 2018 y el segundo trimestre de 2019, el ingreso principal del hogar cayó 13,8% en términos reales. En los estratos de ingresos bajos, que en la definición del Indec abarcan al 40% de la población, la caída real del principal ingreso del hogar fue de 16,6%.
“Para compensar la pérdida de poder adquisitivo, muchos hogares buscaron ingresos complementarios, empleos adicionales mayormente de baja calidad. El principal mecanismo fue el empleo independiente y se observó sobre todo en los sectores medios y bajos. Eso ayudó a morigerar levemente la situación y a contener el desempleo en 10,6%, aunque con un fuerte salto en el subempleo”, explicaron desde la consultora.
El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) indica que gran parte del porcentaje de nuevos pobres son clases medias que no habían sido pobres antes. Su director, Agustín Salvia, agregó que “la inflación está efectivamente desgastando la capacidad de reservas de los sectores más pobres y de las clases medias bajas”.
La siguiente medición del Indec sobre pobreza e indigencia será dada a conocer por el próximo gobierno y corresponderá al segundo semestre de 2019, donde se verá el impacto de la última devaluación posterior a las PASO y lo que suceda antes y después de las elecciones presidenciales del 27 de octubre. Estas cifras, entonces, son la última foto de la actual gestión al menos hasta 2019. Tras asumir como presidente, Mauricio Macri había pedido que se evaluara su gestión por el nivel de pobreza.
“El promedio semestral encubre situaciones coyunturales distintas. De esta manera, la primera mitad del año es el resultado de un primer trimestre que, por una cuestión de estacionalidad en los ingresos, contenía cierto efecto de alivio con una tasa de pobreza del 34,1% y una indigencia del 7,1%; y un segundo trimestre, que estimamos en función de los resultados semestrales, ubica a los niveles de pobreza e indigencia en los valores más altos registrados durante, por lo menos, toda la gestión de Cambiemos”, destacaron desde IPyPP. Las proyecciones del instituto para la segunda mitad del año muestran una tasa de pobreza que alcanza el 36,7% mientras la indigencia llega al 8,3%.

En el último año, 1,3 millones de chicos cayeron en la pobreza y ya representan el 52,6% de la población menor de 14 años

El dato más inquietante fue, una vez más, el crecimiento exponencial de la legión de pobres entre los menores de 14 años a un ritmo singular de 59,3% en comparación con la ya altísima proporción de un año atrás cuando había avanzado a 41,4% del segmento.
Se trata de unos 3,8 millones, 1,3 millones más que al cierre de la primera mitad de 2018, que habitan en hogares que no logran disponer mes a mes de los recursos monetarios mínimos para poder desarrollarse y adaptarse a la nuevas tecnologías.
El informe del Indec dio cuenta de que en los últimos 12 meses se amplió la brecha entre el ingreso promedio de los hogares pobres y el umbral para superar ese flagelo de 36,2% a 39,3%, habida cuenta de en junio de 2019 el valor de la canasta básica total era de $30.379, para un grupo habitacional integrado por 3,34 miembros, y 4,22 en el segmento pobre indigente, mientras que apenas percibía por todo concepto 18.437 pesos.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.