Loffler confirmó que el Movimiento Popular Fueguino apoyará la candidatura de Melella

Loffler confirmó que el Movimiento Popular Fueguino apoyará la candidatura de Melella

Loffler confirmó que el Movimiento Popular Fueguino apoyará la candidatura de Melella

¿EL MPF MAS CERCA DE SU DESINTEGRACION?: DESPUES DE LLEVAR A UN EXTRAPARTIDARIO EN EL 2015 COMO CANDIDATO A GOBERNADOR – FEDERICO SCIURANO – Y PERDER, EL MOVIMIENTO POPULAR FUEGUINO VUELVE A TROPEZAR CON LA MISMA PIEDRA (CON PREVISIBLE Y SIMILAR RESULTADO) LLEVANDO A OTRO REFERENTE AJENO AL PARTIDO PROVINCIAL, EL FORJISTA GUSTAVO MELELLA.

Son dos ya las elecciones en las que el único partido de raigambre fueguina prefiere no presentar un candidato propio a la gobernación de Tierra del Fuego y cede ese lugar a políticos de otros colores políticos.
En 2015 el MPF pareció estar en su peor momento cuando referentes como Jorge Lechman y Damián De Marco le cerraron la puerta en la cara al icono fundacional del MPF y tres veces intendente de Ushuaia, el ingeniero Jorge Garramuño, quien anhelaba coronar su carrera política como gobernador. Sus propios co partidarios prefirieron darle ese lugar al radical Federico Sciurano, obligando a Garramuño a tener que desafiliarse del partido que ayudó a nacer para intentar ir por otra agrupación, que se denominó PAR, y así realizar su sueño. El maltrato y menoscabo que él mismo denunció públicamente y del que lo hicieron blanco terminó por minar su endeble salud, sucumbiendo finalmente por un cáncer que en medio de la contienda electoral lo obligó a dar un paso a un costado para tratar de recuperarse, lo que lamentablemente no ocurrió.
Ahora, cuatro años después, el MPF vuelve a incurrir en el mismo error de dejar de lado a hombres y mujeres que podrían con capacidad representar a su partido, para regalarle la candidatura a la gobernación a personajes extrapartidarios imbuidos de ideologías completamente opuestas al espíritu fundacional de la agrupación “fueguina”.

Solo “una parte” del MPF votaría a Melella

Al respecto, el presidente de la Convención del Movimiento Popular Fueguino y legislador provincial por dos décadas consecutivas en su banca de la Legislatura fueguina, Damián “Loly” Loffler, confirmó que el triunfo de la lista 1 “Celeste y Blanca”en las elecciones internas partidarias del domingo último, definió el apoyo al actual intendente de Río Grande para que intente acceder a la gobernación con los votos de – al menos una parte – del MPF.
Loffler admitió, en otras palabras, que el domingo 14 de abril el 50% de los afiliados que concurrieron a votar, quedaron sangrando por la herida, dado que la lista ganadora – pro Melella – se impuso apenas por un escasísimo margen sobre el sector que se negaba a poner al frente del MPF a un extrapartidario.
“Hay una posición dura de un sector. Quizás algún dirigente no esté de acuerdo, pero es normal, pasa en todos los partidos políticos”- trató de minimizar ante la prensa el legislador que lleva casi 20 años ocupando una banca legislativa.

¿Quién metió la cola en el MPF?

En una suerte de esquizofrenia interpretativa, el legislador Loffler acusó a la gobernadora Rosana Bertone de involucrarse con el MPF y de, como dijo textualmente, “meter la cola”, en una expresión poco respetuosa hacia una mujer.
El mopofista obvió decir que en realidad la lectura ya adelantada por Diario Prensa hace varias ediciones, es que el ahora referente de FORJA (antes lo fue de otros partidos) es quien logró dividir las huestes del Movimiento Popular Fueguino hasta el punto de su desintegración, a estar por los ánimos caldeados que quedaron como saldo después de la última interna. Es fáctico decir que los afiliados fueron a las urnas nada más que con dos banderas: una, con el SI a Melella; la otra, con el NO a Melella. Simple. ¿Quién los dividió? La respuesta es más que obvia.
Si en 2015 el MPF pareció a punto de desaparecer, logrando conseguir trabajosamente dos bancas en la Legislatura y dos en el Concejo Deliberante, después de otras épocas más gloriosas desde su fundación hace 33 años atrás, en las que ocupó la gobernación e intendencia y varios escaños a nivel de cuerpos colegiados nacionales, hoy, en 2019, los afiliados serán testigos de los resultados que arroja la mala costumbre de conceder la representación partidaria a terceros ajenos, en desmedro del capital humano propio. Quizás la clave de la decadencia radique en el accionar de aquellos que con buen manejo dialéctico son capaces de convencer a algunos desprevenidos que “es mejor ser cola de ratón que cabeza de león”, en orden invertido a lo que reza el refranero popular, pisoteando así el antaño y emblemático orgullo mopofista que no tenía como objetivo exclusivo el de llegar al poder a como de lugar.


Edición:

Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.