Los fueguinos deben volver a su casa

Los fueguinos deben volver a su casa

PESE AL CIERRE DEL AEROPUERTO DE USHUAIA POR LA GRAN CANTIDAD DE CASOS QUE SE REGISTRARON ENTRE INTEGRANTES DE LA PSA Y DE AEROLINEAS Y DE LA NEGATIVA DE LOS CIUDADANOS RIOGRANDENSES A QUE SU AEROPUERTO RECIBA VUELOS DEL CONTINENTE:

Si el gobernador Gustavo Melella no hubiera cedido a la fuerte presión ejercida por los habitantes de su ciudad, Rio Grande, hoy vecinos de esa localidad, Ushuaia y Tolhuin, ya estarían acá, de regreso en su hogar. Por ahora siguen esperando.

“Estamos cansados de esperar y de esperar, sin que nos den una respuesta concreta sobre el momento en que podremos volver a nuestra ciudad”, expresó un joven profesional de la ciudad de Rio Grande que se encuentra actualmente varado en Buenos Aires luego de que sus propios vecinos agitaran cacerolazos e hicieran sonar las bocinas de sus autos para que el mandatario Gustavo Melella diera marcha atrás ante su fallida y primigenia intención de que Tierra del Fuego no perdiera la conectividad aérea con el continente.

 

 

Como ya fuera publicado, el miércoles 25 de marzo el titular del Ejecutivo fueguino informó a través de una gacetilla oficial a modo de logro ante el Gobierno nacional que la isla continuaría unida con el resto del país a través del aeropuerto de Rio Grande: “Lo importante es no perder la conectividad porque es esencial para la provincia. Los vuelos serán los miércoles y sábados. Vamos a garantizar a los vecinos y vecinas de Ushuaia que puedan llegar a sus hogares, pero lo haremos a través de un operativo que estará coordinado por el Ministerio de Salud, garantizando las cuestiones de salubridad que estamos llevando adelante”.  Pese a su compromiso, apenas 15 horas después, el jueves 26 de marzo, por la misma via oficial y luego de una protesta generalizada de la ciudadanía riograndense a través de bocinazos y cacerolazos en oposición a que el aeropuerto Trejo Noel recibiera los vuelos, Melella dio marcha atrás y dijo: “El Gobierno de Tierra del Fuego solicitará a Aerolíneas Argentinas la suspensión de los dos vuelos semanales previstos al aeropuerto de Rio Grande. El temor está presente en todos. Es comprensible. Y nuevamente hemos escuchado el reclamo de los y las vecinas principalmente de Río Grande”.

De esta manera cientos de fueguinos no pudieron regresar a sus casas, con todo lo que ello implica.

“Nos tildan de apestosos en las redes sociales y nos dicen que no quieren que volvamos a la isla porque vamos a contagiar a los que están allá. No puedo creer que quienes dicen semejantes barbaridades sean vecinos nuestros con los que hasta hace poco nos cruzábamos en la calle y nos saludábamos con un beso” –  refería una mujer que reside en la ciudad de Rio Grande y que hasta ayer había sido alojada con su hijo, a quien había llevado a un control de salud anual al Hospital Italiano por padecer una patología atípica, en un departamento suministrado por Casa Tierra del Fuego.

Otro de los fueguinos varados en Buenos Aires, estalló de bronca: “Tuve que viajar en la última semana de febrero por el fallecimiento de mi padre y para acompañar a mi mamá unos días. Cuando pasó todo esto ya tenía el pasaje confirmado para el 31 por LATAM pero me dijeron que se habían levantado aunque me dijeron que iba a poder viajar antes en unos vuelos de Aerolíneas a Rio Grande. En horas esa esperanza se esfumó por el capricho de mi propia gente. No lo puedo creer… Hoy ya estaría allá con mi mujer y mis hijos”.

 

Finalmente, una vecina de Ushuaia que con su pareja está actualmente en un hotel en espera de saber qué pasará en los próximos días con ellos, relató a Diario Prensa Libre: “Fuimos varias veces al aeropuerto con la esperanza de poder abordar algún vuelo hasta que al final se acercó gente de Casa Tierra del Fuego a decirnos que eso no iba a pasar y que nos ofrecían alojarnos en un hotel. Nos negamos al principio pero después terminamos accediendo porque comprar comida en las confiterías era muy caro y no podíamos seguir sin bañarnos o dormir en una cama. Así estamos hasta hoy. Nos cubren el hotel y nos llevan dos veces en el día una vianda, pero nosotros queremos volver. En el aeropuerto nos encontramos con gente conocida, algunos son médicos y otros veterinarios que supongo deben estar haciendo falta, como hacemos falta nosotros. En Ushuaia nuestros padres, que son gente grande,  están haciendo el sacrificio de cruzar la ciudad para ir a nuestra casa a alimentar a nuestras mascotas. Nuestro gran pecado fue ir en busca de otra opinión médica ante una enfermedad oncológica que sufre mi pareja. Yo entiendo que la gente de Rio Grande o de cualquier lugar tenga miedo porque sabemos que en otros lugares han puesto montículos de tierra para cortar rutas y calles. Son actitudes esperables ante una pandemia, que saca a veces lo peor del ser humano, pero un gobernador tiene que ser sensato y no dejarse presionar así como así. Nosotros vivimos en Tierra del Fuego y no nos pueden cerrar la puerta de donde vivimos. ¡Necesitamos volver!”.


Diario Prensa

Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.