Secuestran fármacos ilegales por casi 2 millones y medio de pesos

GENDARMERIA NACIONAL INCAUTO MILES DE PASTILLAS E INYECTABLES ANTIOXIDANTES, ADELGAZANTES Y POTENCIADORES DE RENDIMIENTO FISICO, CON PROHIBICION DE VENTA LIBRE, QUE IBAN A SER INTRODUCIDOS A USHUAIA POR DOS SUJETOS QUE SE TRASLADABAN EN VEHICULO POR LA RUTA NACIONAL Nº3.

Efectivos del Escuadrón 44 “Ushuaia” de Gendarmería Nacional, mientras efectuaban controles sobre la Ruta Nacional Nº3, a la altura del kilómetro 3.053, detuvieron la marcha de un vehículo ocupado por dos hombres de nacionalidad argentina.
Al momento de la inspección, los uniformados le solicitaron al conductor que exhibiera los elementos de seguridad vial, llamando la atención la actitud nerviosa de ambos. Al requerírsele que abriera la mochila que transportaban, en presencia de testigos, apareció una gran cantidad de medicamentos en distintas presentaciones, como pastillas, frascos con comprimidos e inyectables.
Preguntados acerca del origen de los fármacos y la justificación de su tenencia, ninguno de los dos sujetos pudo brindar explicaciones, por lo que fueron puestos a disposición de la Justicia Federal.
Entre los fármacos hallados, los funcionarios contabilizaron 1.800 pastillas Stanozolo, 800 comprimidos de Oxymetholone, 1.400 pastillas de Methandrostenolone, 350 pastillas de Oxandrolone, 21 frascos con comprimidos (antioxidantes y quemadores adelgazantes) y 79 unidades de inyecciones intramusculares.
La gran mayoría de los fármacos incautados se encuentran prohibidos para su venta libre y son utilizados en ocasiones para la optimización del rendimiento físico en los entrenamientos deportivos.
Posteriormente se pudo determinar que el valor del material secuestrado asciende a $2.478.380 y que provienen de laboratorios de Estados Unidos y Rusia, habiendo sido ingresados a nuestro país, vía Paraguay.


NADIE LES PIDIO LOS CELULARES.

Un pequeño error…

Va resultar un poco complicado poder determinar a dónde iban a ir a parar los medicamentos ilegales cuya ingesta puede derivar en la muerte de quien los consuma, dado que el secretario interviniente habría incurrido en un pequeño detalle: no ordenó que les secuestren a los dos sujetos detenidos, sus aparatos de telefonía celular.
Agustín Di Massimo o el mismo juez Federico Calvete debieron haber dispuesto que a fin de saber quiénes eran los compradores de la peligrosa e ilícita mercadería que los sujetos detenidos trasladaban, se les secuestraran sus teléfonos celulares, lo que al parecer, no ocurrió.
Si bien dispusieron que los fármacos fueran incautados y sus tenedores fueran imputados en una causa federal por infracción a la Ley 22.415 del Código Aduanero y la Ley 26.524 por presunta transgresión al suministro infiel de medicamentos, los sujetos se fueron a su casa con sus teléfonos celulares en sus bolsillos, con toda la información de contactos, llamadas y mensajes realizados.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.