Torturas en Malvinas: “De los cuatro que están citados, uno está fuera del país y otro pidió permiso para irse”, advirtió el CECIM

El Dr. Jerónimo Pereyra Iraola, abogado del centro de excombatientes, expuso sus reservas ante el cambio de actitud de la jueza Mariel Borruto y sostuvo que con estas indagatorias quedó demostrado que no había motivos para suspender las anteriores. Teme que los imputados se profuguen.

El abogado del CECIM La Plata, Dr. Jerónimo Pereyra Iraola, se refirió por Radio Nacional Ushuaia al cambio de criterio de la jueza Mariel Borruto al fijar indagatoria para 4 de los imputados en la causa de torturas antes de la feria judicial. Luego de la postergación de las indagatorias “por falta de espacio y de personal”, sin que hayan cambiado estas condiciones en el juzgado federal, deberán comparecer 4 de los 18 que habían sido citados con anterioridad.
“Llaman la atención algunas cosas, porque no cambió nada y la pregunta es por qué no se realizaron las indagatorias en el momento en que estaban previstas, o eventualmente por qué no se suspendieron algunas y se realizaron otras. Nos queda el interrogante sobre la motivación”, dijo.
Sin embargo, lo consideró “un paso importante, y lo habíamos dicho cuando se fijaron las 18 indagatorias anteriores. El momento en que los acusados de cometer torturas en Malvinas se sienten a dar explicaciones, va a marcar un hito. Por cómo está trabajado el expediente por parte de la querella, y por la impronta que le ha dado la Procuraduría de crímenes de lesa humanidad de la nación, entendemos que una vez que estas personas puedan ejercer su derecho a defensa, no va haber marcha atrás. En este sentido es esperanzador”, manifestó.
Para el abogado esta convocatoria de la jueza Borruto termina de confirmar que no había razones para suspender las anteriores, y remarcó que “solamente convocó a 4 acusados, por lo que quedan 14 todavía en la nebulosa. Justo de los 4 que están siendo llamados a indagatoria en diciembre, uno está fuera del país, y otro solicitó permiso para irse de viaje a mediados de noviembre. Esta nebulosa nos empieza a llamar la atención, porque vemos peligro de entorpecimiento del proceso, vía alguna amenaza velada o comunicaciones como las editoriales que salen en algún diario, e incluso el peligro de fuga. Son peligros que empiezan a tener mayor asidero y no hay que descartar que eventualmente huya una persona que se ve acorralada por la justicia. Si huyen, va a ser muy difícil lograr justicia en este caso”, advirtió.
“Nosotros queremos que los 95 militares denunciados por haber cometido torturas den las explicaciones del caso, y tenemos pruebas para sostener que los 95 son culpables de aquello de los que se los acusa, por eso queremos que lleguen a juicio”, subrayó.
“La jueza tiene que extremar los recaudos, porque estas idas y vueltas pueden ser el caldo de cultivo para que estas personas se profuguen”, reclamó.
Consultado sobre los 4 elegidos para las primeras testimoniales, adelantó que están “planificando un viaje para fines de octubre porque hay criterios que no terminamos de entender. No sabemos por qué se eligieron estos 4 de los 18, o por qué no se fijó fecha para los 18 y no hay precisiones del resto. Esto vamos a conversarlo personalmente con la Dra. Borruto”.
“No estamos hablando de delitos comunes ni de un derecho penal clásico, sino de crímenes de lesa humanidad, que son graves violaciones a los derechos humanos. En estos casos el derecho penal se internacionaliza, es un derecho específico que tiene un andamiaje estructurado”, señaló.
Se le preguntó si este cambio de la jueza tiene que ver con el planteo que realizaron ante el Consejo de la Magistratura por su accionar: “Parece que nosotros nos movemos por presiones, pero lo que exigimos es lo que debe ser, en relación a los estándares internacionales y nuestra Constitución. Nosotros no estamos presionando a la jueza, sino que exponemos que se está apartando de la aplicación del derecho que debe ser. Hay situaciones verdaderamente contrarias a derecho y muy graves en términos institucionales. La Dra. Borruto suspendió sin tiempo las indagatorias dos días después del discurso del comandante Pasqualini –quien expresó que ‘ciertas imputaciones pretenden echar sombra sobre el heroísmo y coraje de nuestros combatientes’- y nosotros lo vinculamos porque la conexión es evidente. No podemos acreditar que haya habido una conversación entre ellos, pero hay una causalidad”, alertó.
“Si no hubiese sido por el CECIM La Plata, esta causa hubiese naufragado. Ahora contamos con el apoyo de la comisión provincial por la memoria, con la secretaría de derechos humanos de la provincia de Buenos Aires y con el aporte incalculable de la Procuraduría de Lesa Humanidad, pero quien mantuvo la causa viva en los años más complejos fue el CECIM La Plata. Esta visibilización fue muy importante para que la causa no muriera”, destacó.
“No descartamos igualmente realizar los pedidos de informe ante el Consejo de la Magistratura y continuar con la línea en la Corte, porque tampoco este llamado a indagatoria nos garantiza que las cosas vayan a suceder. En términos de números, sobre 95 militares denunciados hubo un llamado a 18, después de 12 años de iniciada la causa, y hoy se está citando para diciembre solamente a 4, con lo cual nos están faltando 91 personas. Queda mucho tiempo por delante, porque después vienen eventualmente los procesamientos, apelaciones, casaciones. Tenemos por delante diez años más”, concluyó.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.