nacion

Velocidad e imprudencia, ayer y hoy

Velocidad e imprudencia, ayer y hoy

El tiempo pasa, los nombres cambian pero los hechos se repiten.

Diario Prensa Libre trae a la memoria dos de los más recientes siniestros viales que se registraron en el mismo sector de la avenida Maipú en donde el sábado último perdieron la vida dos personas jóvenes y resultó herida una tercera.
El alcohol, el exceso de velocidad, la imprudencia y un estado de falsa sensación de invulnerabilidad, vuelven una y otra vez a provocar desconsuelo, más aun cuando por tratarse de comunidad fueguinas chicas, las pérdidas en un modo u otro resultan próximas.

Publicado por Diario Prensa el lunes 10 de febrero de 2014

OCURRIO EN AVENIDA MAIPU FRENTE AL BARRIO PIEDRABUENA

Murieron dos de cuatro jóvenes que viajaban en un vehículo que chocó contra un poste de alumbrado

Cuatro jóvenes de 20 a 28 años de edad protagonizaron un incidente vial que arrojó como saldo el del conductor y un acompañante muertos y los restantes transportados, con lesiones de consideración. Murieron dos de cuatro jóvenes que viajaban en un vehículo que chocó contra un poste de alumbrado
El luctuoso hecho aconteció a las 07.17 del sábado 8 de febrero, cuando un Peugeot 206, de color negro, chapa patente GWK 844, que circulaba a elevada velocidad por Avenida Maipú, frente al Barrio Piedrabuena, chocó contra una columna de alumbrado público, a la que terminó prácticamente “adherido”, por la magnitud del impacto. Debido a ello perdieron la vida el conductor, Franco Pilello, de 20 años y quien viajaba en el asiento delantero del acompañante, identificado como Sebastien Philippe Castera, de 28 años, turista frances. En el asiento posterior se encontraban otros dos turistas, Olivier Luis Samuel Defolle, de 29, también oriundo de Francia y Edgar Sterligl, de 28, proveniente de Alaska. Ambos debieron ser extraídos del deformado habitáculo luego de que personal del Cuartel Central de Bomberos Ushuaia cortaran trabajosamente partes de la carrocería con tijeras neumáticas. Una vez que fueron derivados al Hospital Regional Ushuaia, a pocas cuadras del escenario del siniestro, a bordo de una ambulancia, se le diagnosticó a Olivier Luis Samuel Defolle, fractura de tobillo y a Edgard Sterligh, de peroné y luxación de hombro, además de múltiples contusiones de menor gravedad.
Sobre la vereda, los restos del Peugeot, especialmente las partes plásticas, aparecían dispersos a varios metros a la redonda, inclusive el motor fue encontrado a corta distancia del resto del rodado. Vale mencionarse que las viejas casas del Barrio Piedrabuena se encuentran protegidas por un muro de contención de cemento, el que impidió que los ocupantes de una de ellas, emplazada a escasos metros de la columna, se vieran afectados.
Mientras los cuerpos de los infortunados Pilello y Castera aguardaban para ser trasladados a la morgue del nosocomio, personal del área Policía Científica realizaba las tareas de rigor para tratar de determinar el derrotero del vehículo, las huellas de los neumáticos y la probable velocidad desarrollada, entre otros datos que formarán parte del expediente judicial. A su vez, uniformados de la Comisaría 1º procedían a ordenar el tránsito vehicular y también el de numerosas personas que se acercaban a pie con el solo fin de fotografiar o filmar el automóvil siniestrado, sin que pertenecieran a ningún medio periodístico o tuvieran razón alguna para proceder de tal manera. La gran cantidad de curiosos que buscaban el mejor ángulo para orientar sus celulares, terminó por constituirse en un problema extra para la labor de las fuerzas de rescate.
El Juzgado de Instrucción de Segunda Nominación, interviniente en el caso dispuso que se le practiquen autopsias a los cuerpos de las víctimas fatales, con el fin de establecer, particularmente en el caso del conductor, el nivel de alcohol en sangre.
Posteriormente los restos de Franco Pilello fueron entregados a su familia para que pudieran ser inhumados, en tanto los de Castera permanecerán en la cámara del nosocomio mientras se le da intervención en el tema a la embajada francesa, y esta a los familiares del joven.

 

Publicado por Diario Prensa el viernes 3 de mayo de 2019

OCURRIO EN EL BARRIO PIEDRABUENA

Conductor se salvó donde murieron dos jóvenes en 2014

Un vehículo se incrustó contra una columna de alumbrado público incendiándose posteriormente. Su conductor pudo salir justo a tiempo y fue detenido por estar ebrio.
A alrededor de las 04:15 del primer día del mes, un automóvil Nissan Sentra, chapa patente JWC 610, de color gris, conducido por Jorge Fernández, de 43 años de edad, terminó su veloz y descontrolada marcha estampado contra un poste de alumbrado público.
El siniestro tuvo lugar en avenida Maipú frente al barrio Piedrabuena y prácticamente en el mismo lugar en donde en febrero del año 2014 un rodado chocó también violentamente contra una columna, pereciendo dos de los cuatro jóvenes que se encontraban en su interior.
Fernández logró salir a tiempo del habitáculo antes de que el fuego se propagara a todo el rodado, sufriendo apenas un corte de menor consideración en el cuero cabelludo. En evidente estado de ebriedad, se resistió a recibir asistencia médica cuando arribó la ambulancia de la guardia del hospital, sita a dos cuadras del lugar. En consecuencia, personal policial procedió a detenerlo
en la faz contravencional mientras integrantes del Cuartel Central de Bomberos extinguían el fuego y Policía Científica efectuaba las pericias de rigor.Conductor se salvó donde murieron dos jóvenes en 2014


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.