“Yo no me distraje”, afirmó rotundamente el colectivero

UN CHOQUE Y DOS VERSIONES CONTRAPUESTAS: A LA INFORMACION OFICIAL EN LA QUE SE RESPONSABILIZA DEL SINIESTRO AL CONDUCTOR DE UN COLECTIVO DE LA LINEA URBANA DE PASAJEROS, IGNACIO ADRIAN LEIVA ZABALJAUREGUI SOSTUVO QUE SU UNIDAD FUE CHOCADA POR EL PATRULLERO POLICIAL, MANEJADA POR LA SARGENTO PRIMERO MARIA JOSE ALARCON, JUNTO AL CABO CLAUDIO MANUEL FERNANDEZ.

Luego de publicada en la edición de ayer de Diario Prensa Libre la noticia que daba cuenta de un siniestro vial ocurrido entre un patrullero de la Policía de Tierra del Fuego, afectado a la Comisaria de Género y Familia y de un colectivo de transporte urbano de pasajeros, el chofer de la unidad de la UISE, Ignacio Adrián Leiva Zabaljauregui, se comunicó con la redacción para desmentir la información que de modo oficial fue suministrada a los medios.

¿Cómo ocurrió el siniestro vial que te involucró junto a tu pasaje, Ignacio?

Yo venía el martes 28 de enero a aproximadamente las 11 de la mañana manejando normalmente el colectivo a mi cargo por la calle Independencia cuando al llegar a la parada que está después del periférico del barrio Monte Gallinero, me detuve para que descendieran pasajeros. Arranqué y al llegar a mitad de cuadra, a unos cinco metros antes de la esquina con Monte Susana, en donde hay una curva, escuché que alguien tocaba el timbre. Era una señora con un niño en brazos. Entonces miré por el espejo y cuando retiré la mirada, el patrullero me había chocado de frente, de mi mano izquierda. Cuando sentí el impacto, frené. El móvil policial vino hacia el colectivo tan rápido que no me dio tiempo a reaccionar.

¿Por qué las fotografías muestran al colectivo detenido en medio de la calzada?

Porque como yo venía a una velocidad más o menos de 30 km/h, transportando a unas 40 personas aproximadamente, al sentir el choque tuve que frenar, desplazándose un metro y medio a dos mi unidad, con el patrullero incrustado en el lateral, hacia el carril contrario. Imagínense que yo me había detenido a dejar pasajeros media cuadra antes y siendo un motor gasolero no puedo jamás haber llegado a levantar velocidad, sin mencionar el peso de la gente que llevaba.

¿Crees por tus dichos entonces que la responsabilidad del siniestro fue del personal policial que manejaba el patrullero?

La verdad es que no sé qué le ocurrió a la persona que manejaba el patrullero, si habrá perdido el control o qué. Si sé que venía rápido por la manera en que terminó incrustado el vehículo policial en el colectivo. Si la gente observa las fotos va a poder ver que el patrullero se incrustó literalmente en la chapa, en el sector del paragolpe de fierro, en el lateral izquierdo del colectivo. Creo que esa es la prueba más contundente de que el móvil policial venía rápido, independientemente de las pericias que supongo se realizaron pero cuyo resultado desconozco. Otra prueba de la velocidad que desplegaba el patrullero es que todo ocurrió muy de golpe. De repente el patrullero me chocó sin darme tiempo a nada. Estoy seguro de que venía fuerte primero porque no lo vi y segundo, porque se incrustó en el colectivo. Vale mencionar que fue tal la fuerza del impacto que la rueda de la unidad policial se introdujo en el lateral de chapa del colectivo y entre todos los que estábamos ahí no la podíamos sacar.

¿Qué dijeron o hicieron los policías después de la colisión?

La mujer policía que manejaba el patrullero estaba muy nerviosa, igual que yo y solo atinamos a preguntarnos si estábamos bien, si los pasajeros estaban bien…. El policía que viajaba como acompañante – el cabo Claudio Manuel Fernández – parecía estar dolorido a raíz del tirón que le pegó el cinturón de seguridad que lo resguardó de golpearse la cabeza, manteniéndolo sujeto contra la butaca. En ningún momento nos culpamos o nos hablamos mal, para nada. Nadie se reprochó ni dijo ¡Uh… cómo hiciste esto o aquello!. No. Solo nos preocupamos porque todos estuviéramos bien, sin echarle la culpa a nadie.

¿Por qué crees que la información oficial da cuenta de que el incidente vehicular se produjo a raíz de una distracción tuya supuestamente admitida?

Eso lo quiero dejar bien aclarado. Yo no di testimonio ante nadie y solo hice comentarios a alguna que otra persona en el lugar del siniestro. Mi jefe inclusive estuvo conmigo ahí y yo le conté exactamente lo que estoy diciendo ahora. Lo único que me queda por pensar es que en ese momento algún policía haya escuchado la conversación, la haya malinterpretado y haya escrito en el parte algo que nunca dije. Yo nunca dije que me distraje. Eso es algo absurdo porque estoy arriba del colectivo nueve horas por día y estoy acostumbrado a estar atento a todo. No puedo obviamente cuando miro el espejo olvidarme del resto y descuidar el panorama frontal. Eso sería muy bruto de mi parte y no ocurrió así. El accidente no fue por un descuido mío. En realidad estoy muy inquieto por que se diga que yo atestigué que me hacía cargo de lo ocurrido porque no me hago cargo en absoluto de lo que pasó.

¿Cuál es tu antigüedad en la empresa?

Yo soy un chofer nuevo en la empresa. Entré hace unos diez meses y estoy muy contento. Es un oficio que me gusta. Tengo una mujer y tres hijos y realmente espero que esto no pase a mayores. Mi preocupación hoy es solo conservar mi puesto de laburo por eso me estoy contactando con ustedes como medio para que la gente escuche mi versión de lo que pasó y para limpiar mi imagen. Creo que voy a trabajar toda mi vida de chofer y como Ushuaia es chica esto es una mancha fea e inmerecida para mí. Soy una persona joven y me preocupa que se me ensucie porque tengo una familia que mantener.


Diario Prensa

Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.