Tres años de prisión en suspenso para una mujer que acuchilló a otra

COMENZO SIENDO JUZGADA POR EL DELITO DE HOMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA PERO SE LA CONDENO POR LESIONES GRAVES.

Finalizó el lunes 2 de diciembre el juicio oral y público que comenzó el 19 de noviembre en instalaciones del ex campamento YPF, sede del Distrito Judicial Norte, en donde se juzgó un caso que inició con la carátula de homicidio en grado de tentativa y culminó como lesiones graves.

Durante las jornadas de debate se analizó el proceder de Valeria Carolina Suárez Miranda, de 41 años de edad, quien el 5 de mayo del corriente año acuchilló a Camila Patricia Abagnale, de 22 años, en los patios del barrio Chacra II, a la altura de la calle Cambaceres al 600 en Río Grande, causándole graves heridas que obligaron a su hospitalización.

Durante el juicio fueron escuchados los testimonios de varios vecinos que tuvieron un rol activo en el enfrentamiento de las dos mujeres, algunos de los cuales, como por ejemplo Eric Leonel Mallón, las separó en el momento de la parte cúlmine de la agresión.  La agresora además, fue denunciada por ejercer presión sobre sus propios vecinos para que no declaren, incurriendo varios de ellos en contradicciones notorias entre lo que dijeron en la etapa de instrucción y su versión en juicio.

En un comienzo la fiscal consideró que la imputada debía responder en calidad de autora por el delito de “homicidio simple en grado de tentativa” pero con el correr de las jornadas cambió de opinión, impulsando el cambio de calificación por el delito de lesiones graves, figura penal con una pena mucho más benévola. Como argumento, se dijo en el juicio que no se había logrado demostrar fehacientemente que la mujer de mayor edad le haya querido quitar la vida a la joven, aunque las cuchilladas que le propinó fueron en el cuello y en el pecho.

“Ese instrumento lo escondió detrás de su espalda mientras se acercaba a la víctima, y con el cual le produjo lesiones en distintas zonas del cuerpo, que pusieron en riesgo la vida de la damnificada”, se estableció en relación al arma empleada para causar los cortes que sufrió Abagnale.

Para dirimir la duda inclusive se llamó a los estrados a declarar a los médicos que atendieron a la joven en el Hospital Regional Rio Grande, a peritos del Poder Judicial, al médico forense Javier Alberto Fernández y a un licenciado en Criminalística de la Policía Científica.

LA CONDENA

Finalmente, Valeria Suárez Miranda escuchó aliviada el fallo de los jueces, quienes le aplicaron una pena de tres años de prisión pero en suspenso, con lo cual no irá presa. La imputada logró además en el mes de mayo ser beneficiaria de un régimen de detención morigerado dado que la Justicia autorizó que la prisión a cumplir fuera en su domicilio y con una pulsera de control.

En la última jornada del juicio se dispuso también que se extraiga uno de los testimonios vertidos en el debate, para que se investigue la actuación de una segunda persona que habría intervenido en el hecho, así como también se libre oficio al consorcio del departamento para que se ponga en conocimiento de la excarcelación de la mujer.

El Tribunal de Juicio en lo Criminal estuvo presidido por el juez Juan José Varela, con las vocalías de los doctores Ernesto Borrone y Natalia Buitrago; el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal Laura Urquiza y el letrado Alejandro de la Riva asumió la defensa de la imputada.


Diario Prensa
Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
y toda Tierra del Fuego.

https://www.diarioprensa.com.ar

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.